Despliega el menú
Sociedad

INVERSIÓN DE 2,8 MILLONES DE EUROS

Zaragoza multiplicará este año por diez los puntos de acceso a Internet en la calle

La red wifi municipal pasará de 50 dispositivos a cerca de 500 y llegará a todos los barrios de la capital aragonesa.

Tras años de pruebas, tímidos avances y algún que otro fracaso, 2010 tiene visos de convertirse en el año del acceso gratuito a Internet en la calle. El Ayuntamiento de Zaragoza tiene un plan de extensión de la red wifi a toda la ciudad que supondrá una inversión de 2,8 millones de euros. En total, se pasará de los 50 puntos existentes en la actualidad, en el entorno de la estación intermodal (Milla Digital) y parte del Casco Histórico, a cerca de 500, lo que permitirá que haya zonas con internet en todos los barrios de la ciudad consolidada.

 

La implantación del wifi comenzó en 2005 en la plaza del Pilar, con el acceso a páginas web administrativas, y se extendió a los parques (Tío Jorge, Pignatelli, Primo de Rivera y Delicias). Pero nunca acabó de funcionar del todo bien. De cara a la Expo 2008 se empezó a utilizar una nueva tecnología (wifi Mesh o red mallada), que permite zonas de cobertura "más amplias y robustas", como explica el director general de Ciencia y Tecnología del Consistorio, Ricardo Cavero.

 

Hoy, el acceso inalámbrico a internet en la calle es posible en 20 puntos del Casco Histórico y en 28 en la Milla Digital. Por otro lado, en edificios municipales hay más de 60 espacios wifi. En octubre se adjudicó a Indra, por 1.100.000 euros, la instalación de otros 200 puntos, que se completará a mediados de año y que conformará unas 40 zonas wifi. "Será una de las mayores densidades de España", dice Daniel Sarasa, del equipo responsable del proyecto. Cada uno de los aparatos tiene un alcance de entre 100 y 150 metros, así como un ancho de banda de 20 megas. El acceso a contenidos será libre. El objetivo del plan no es que se pueda disfrutar del servicio desde casa, sino solo desde la vía pública.

Posibles ubicaciones

Todavía están en fase de estudio los lugares en que estarán los aparatos, ya que la ubicación se está debatiendo en el seno de las Juntas de Distrito. No obstante, es casi seguro que, si no hay problemas técnicos, habrá wifi en la plaza de Eduardo Ibarra, en la de Los Sitios, en el parque Oliver, en el de Primo de Rivera o en las riberas del Ebro. Cavero explica que se va a aprovechar la red de fibra óptica municipal (en 2009 se han instalado 50 kilómetros), sobre todo para que haya wifi en el entorno de los centros cívicos.

 

Además, se duplicará la zona de cobertura en el Casco Histórico, con 40 o 50 puntos más. "Se cubrirá prácticamente el 100% del Casco, salvo 'agujeros' de cobertura como en la zona del Arco del Deán, donde no hay sitios para colocar los emisores. Hay que tener en cuenta que el Casco es la peor zona para el wifi, porque hay calles estrechas, árboles... Solo puede haber wifi donde hay semáforos y farolas", informa Cavero. Torrero es otra de las zonas complicadas, por la falta de fibra óptica.

 

Pero además de este 'wifi de barrio', la extensión de la red no se quedará ahí. Con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local de 2010, se van a destinar 1,7 millones de euros para crear un gran círculo de cobertura wifi en el interior del segundo cinturón que dibuja el camino de las Torres, el puente de las Fuentes, Marqués de la Cadena, Valle de Broto, puente de La Almozara, Anselmo Clavé y la avenida de Goya. En total, se instalarán 250 puntos de acceso más.

 

"No solo será útil para el ciudadano, sino que permitirá lanzar aplicaciones de ciudad digital", destaca Daniel Sarasa. Esto significa que, además de que los internautas se conecten a internet en la calle, la red inalámbrica puede ser muy útil para la gestión de los servicios públicos, por ejemplo para la Policía Local.

 

Al tener una red de puntos de acceso tan amplia, el Ayuntamiento se verá obligado a sacarla a concesión y los usuarios tendrán que registrarse. Hay que tener en cuenta que la administración municipal no puede entrar en competencia desleal con las operadoras y que los puntos wifi actuales están considerados como mero test tecnológico por la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones.

¿Gratuito o de pago?

"La red no puede estar subvencionada, salvo la parte que sea de uso exclusivamente municipal. Pero podemos darle rentabilidad con publicidad geoposicionada", explican Cavero y Sarasa (por ejemplo, al pasar cerca de un local comercial los usuarios del wifi público recibirían un mensaje publicitario). Otra fórmula para generar ingresos es que los abonados paguen. "Pero la idea, en principio, es que sea gratuito", añade Ricardo Cavero.

Etiquetas