Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SERÁ REFERENTE INTERNACIONAL

"Valencia, tenemos un problema"

Valencia será la nueva sede del laboratorio espacial de la Agencia Espacial Europea, que se dedica a recibir los mensajes de averías y estudiar las mismas.

Valencia será la nueva sede del laboratorio espacial de radiofrecuencia de alta potencia de la Agencia Espacial Europea, que se dedica a recibir los mensajes de averías y a estudiar las averías de los circuitos de microondas de los satélites y de los vehículos espaciales, según anunció en rueda de prensa la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

La ciudad presentó una propuesta conjunta entre la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), la Universitat de Valencia (UV), el Ayuntamiento y la Generalitat para ser sede de este laboratorio, cuya función es "dar una respuesta rápida a los problemas que plantean los satélites en órbita o certificar que un componente es válido para mandarlo al espacio", subrayó la primera edil.

El laboratorio actual está ubicado en Holanda y la Agencia Estatal buscaba su "descentralización". Por eso, se abrió una convocatoria de propuestas, de las que se preseleccionaron dos candidaturas españolas -la de Valencia, y otra del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial- además de las de Alemania, Inglaterra y Francia.

No obstante, la alcaldesa resaltó que "los técnicos han contrastado el nivel de excelencia de la UPV y de la UV y han decidido desmantelar el laboratorio de Holanda y encargar la construcción de un nuevo laboratorio en Valencia para las averías de los circuitos de microondas de los satélites y de los vehículos espaciales".

Esta se llevará a cabo por medio de un Consorcio, denominado 'Val Space Consortium' que estará formado por las dos universidades valencianas, la Generalitat y el Ayuntamiento. El laboratorio se ubicará en un primer momento en las instalaciones de la Politécnica, hasta que se encuentre una ubicación definitiva.

La Generalitat se compromete a aportar financiación para que el laboratorio comience a funcionar, mientras que el Ayuntamiento, en el plazo de tres a cinco años, deberá proveer de un suelo para su instalación. Se calcula que este centro traerá a Valencia una inversión de 15 millones de euros en cinco años y 800 trabajos de alta cualificación. Así, en un principio se trasladarán profesionales de Holanda, y posteriormente, se incorporarán investigadores valencianos de las universidades.

"Valencia, tenemos un problema"

"Cuando la NASA está por ahí controlando, se dice 'Houston, tenemos un problema' y ahora será 'Valencia, tenemos un problema' y Valencia dará la solución", resaltó la alcaldesa. Así, consideró que este centro convertirá a la ciudad en "un referente internacional de primer nivel tecnológico", y añadió que "da la medida de la dimensión de la excelencia y la calidad de los investigadores valencianos".

Asimismo, la primera edil hizo hincapié en que la instalación dará a la ciudad "repercusión en muchos aspectos", a través de la inversión económica directa anual; la "repercusión económica indirecta, porque va a traer elementos de la industria aeroespacial a Valencia"; repercute en la industria auxiliar y logística; permitirá celebrar congresos, sesiones de trabajo o convenciones; repercusión turística, porque "vendrán aquí científicos e investigadores en su vertiente académica, pero también en la turística"; y repercusión política en la medida en que la Agencia Espacial es "un organismo de mucho prestigio internacional".

La alcaldesa señaló que, a finales de noviembre, se realizó una visita técnica a la ciudad, en diciembre se llegó a un acuerdo preliminar del Consorcio Valencia Space, y vinieron representantes técnicos de la Agencia Europea del Espacio y a finales de marzo está previsto firmar el contrato, posiblemente, en Holanda.

Etiquetas