Despliega el menú
Sociedad

NAVIDAD

Una vuelta al mundo para los peques

Inaugurada la séptima edición de la Feria de Navidad de Zaragoza, en la que los talleres infantiles vuelven a ser los protagonistas.

El taller de tatuajes tribales, uno de los más solicitados.
Una vuelta al mundo para los peques
ARáNZAZU NAVARRO

Niños jugando, niños divirtiéndose, niños aprendiendo... De todo esto y más podía descubrirse ayer recorriendo la Feria Infantil de Navidad de Zaragoza. Y, si bien es cierto que, según se quejaba ayer una madre, "este año hay menos atracciones que el año pasado", los más pequeños ni lo notan.

Atracciones de feria, tiovivos, hinchables, camas elásticas, un estudio de radio y los animales de cartón-piedra que en las fiestas del Pilar se instalan en el parque de TorreRamona, conviven en el recinto con una decena de talleres. Y, aunque es cierto que buena parte de las atracciones tienen un espíritu comercial -Nintendo tiene una zona con 40 consolas NDS para que los chavales prueben sus juegos-, a ninguno de ellos, ayer, parecía importarles lo más mínimo.

Este año, como el anterior, lo más buscado son los talleres. Los hay de todo tipo: de turbantes, de gominolas, de bufandas de fútbol, de 'cheerleaders', maquillaje, tatuajes tribales, postales del mundo, pulseras de hilo... Todos están pensados para niños pero, también, para padres. "Estoy desde las 11.00 a las 20.30 sin parar, y tengo, como es obvio, más niñas que niños -señalaba ayer María Asensio, desde el taller de turbantes-. De aquí salen todas con el turbante en la cabeza, también alguna madre. Cuánto tiempo tarden en quitárselo ya es cosa suya".

Hay talleres de ocio pero, también, educativos. Es el caso de los promovidos en el estand del Centro de Interpretación de La Alfranca. "Es el primer año que participamos -aseguraba Marta García-, y todo está saliendo muy bien. Impartimos sendos talleres para fabricar ambientadores y velas naturales, y otro más lúdico, de dibujo con semillas. Disfrutan los niños y disfrutan los padres, para los que vamos a hacer ahora talleres todos los domingos por la mañana en La Alfranca".

Pero el taller que más expectación despierta es de una firma comercial, Jumping Clay. Se trata de una arcilla especial para modelado creada en Corea del Sur. Ya la utiliza el Guggenheim en sus talleres infantiles pero todavía no se puede comprar en Zaragoza. "Es un material seguro, que no mancha ni se pega, suave y fácil de modelar -señalaba Gonzalo Arantegui, delegado de la firma-. Los colores se mezclan fácilmente y se seca en dos o tres horas. Estamos a la espera de abrir franquicia en Zaragoza".

El deporte tiene también un espacio exclusivo. Aproximadamente una cuarta parte del pabellón se ha reservado para crear dos pistas de fútbol sala. En ellas, a lo largo de estos días, se disputará un 'mundialito' entre una veintena de equipos alevines y benjamines. La final será el día 30 de diciembre y contará con el arbitraje de Luis Amado, considerado el mejor portero de fútbol sala del mundo.

Otro de los puntales de la Feria Infantil es la Lan Party Navidad, en la que, mediante pruebas y concursos, se sabrá quién es el mejor en los juegos y destrezas en internet.

Etiquetas