Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

VIAJE DE AMIGOS

Una semana de miedo en Transilvania

Beatriz, Maribel, Clemente, Jesús y los pequeños María y Jesús accedieron a cumplir el deseo que su amigo Sergio tenía desde hace tiempo: viajar a Transilvania. ¿Por fin me han hecho caso¿, relata. Un destino al que ya se puede llegar en avión desde Zaragoza.

El grupo de amigos que viaja a Transilvania
Una semana de miedo en Transilvania
PEDRO ZAPATER

Beatriz, Maribel, Clemente, Jesús y los pequeños María y Jesús accedieron a cumplir el deseo que su amigo Sergio tenía desde hace tiempo: viajar a Transilvania. “Por fin me han hecho caso”, relata. Un destino al que ya se puede llegar en avión desde Zaragoza. La capital aragonesa cuenta con dos destinos a Rumanía: Bucarest y Cluj Napoca. Han alquilado una casa en Brasov, muy cerca de Bran, donde se encuentra el castillo del conde Drácula.

No conocen el país y por las referencias consultadas no saben a qué atenerse. “Vimos en televisión un programa sobre Transilvania y estamos un poco asustados. Vamos a la aventura”, bromea Jesús, mientras comenta que es un país muy interesante, con mucha cultura por descubrir. Clemente se sumó al viaje cuando “me apuntó mi mujer”, ríe. Ambos coinciden en que, de su lista de destinos favoritos, Rumanía no ocupaba los primeros puestos pero “todo sea por nuestro amigo Kiko”, concluyen.

En este viaje de amigos son protagonistas los pequeños María y Jesús, hijos de Maribel y Jesús que por primera vez viajan al extranjero. “Queremos que conozcan mundo desde pequeñitos”, añade Maribel. Beatriz lleva consigo un dibujo de vampiros, hecho por su sobrina Lucía, como talismán para “que nos proteja, por si acaso”, cuenta. Saben que es un país diferente, pero eso no les desanima y todos coinciden en que hay que visitar destinos así para ampliar horizontes.

A los pequeños María y Jesús les asustan los vampiros, aunque la novela de Bram Stoker poco tiene que ver con Vlad Tepes, el aristócrata que empalaba a sus enemigos en el sur de Rumanía, la antigua Valaquia.

En estas vacaciones piensan conocer varias ciudades con encanto, como Sibiu, que fue capital de la cultura europea en 2007 y Cluj Napoca, capital de Transilvania. Además de las visitas culturales, y alguna que otra gastronómica, estos viajeros no perderán la oportunidad de ver la final del Mundial de Sudáfrica. “Tendremos que buscar un sitio donde ver el partido y animar a la Roja con todo”, cuenta Clemente.

Etiquetas