Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

HERALDO ABIERTO

Una rampa para estar pendiente

El parque lineal del río Huerva, en Zaragoza, es una zona verde que llega hasta la ribera del Ebro, junto al polideportivo Alberto Maestro. Hay protestas por el mal estado de sus accesos desde el Camino de Las Torres.

José Miguel Fernández, en uno de los accesos al parque lineal del río Huerva.
Una rampa para estar pendiente
LAURA URANGA

El parque lineal del río Huerva conecta el parque Bruil con la ribera del Ebro, junto a las instalaciones deportivas del centro municipal Alberto Maestro. José Miguel Fernández, vecino de Las Fuentes, se lamenta de que en la parte del parque que transcurre cercana al Camino de las Torres los accesos son escasos y están en mal estado.

En esa zona existen tres rampas y unas escaleras. José Miguel denuncia que "los accesos están mal ubicados". "Por la escalera no puede bajar la gente mayor y la rampa que está próxima al polideportivo es muy empinada y está llena de surcos", asegura. De hecho esta pendiente resulta intransitable para personas mayores o que tienen una movilidad reducida.

También la escasez de lugares por donde acceder al parque propicia que la gente atraviese las plantaciones de arbustos, creando su propio camino.

"En vías de mejorarse"

José Miguel lleva mucho tiempo reclamando al Ayuntamiento de Zaragoza una solución para este problema y hasta la fecha no ha obtenido una respuesta favorable. En la última carta que recibió del Consistorio, se le contestaba que la cuestión de los accesos "está en vías de mejorarse". Pero hasta la fecha todo sigue igual.

Pese a la reforma y mejora que se hizo en este espacio, José Miguel se queja de que todavía existen deficiencias: "No hay barandillas ni accesos para minusválidos. Además, cuando llueve o se riega, los surcos que se producen hacen peligroso el tránsito por esta zona". De hecho, al pasar por estas rampas se aprecian en la arena del suelo las estrías producidas por el agua

Desde el Consistorio zaragozano se afirma que el problema con los accesos estriba "en la fuerte diferencia de cota, ya que las condiciones del terreno no posibilitan mejorar las entradas al recinto".

La escasa anchura de este parque lineal del río Huerva y su fuerte desnivel obligan a que sus rampas sean más largas para evitar inclinaciones muy pronunciadas. Fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza aclaran que la rampa para discapacitados se encuentra, efectivamente, un tanto alejada y reconocen que la que está más próxima al centro deportivo municipal Alberto Maestro es muy empinada y no es apta para el acceso de personas mayores. Por ello desaconsejan su uso.

Etiquetas