Despliega el menú
Sociedad

VIOLENCIA DOMÉSTICA

Una mujer resulta herida grave tras ser apuñalada por su pareja en su domicilio de Madrid

Una mujer peruana de unos 40 años, Mirta A.C., ha resultado herida muy grave tras ser apuñalada por su pareja, Modesto H.S., de la misma nacionalidad y 43 años, quien tras la agresión se autolesionó con un arma blanca y está herido grave.

Según han informado fuentes de Emergencias Madrid y de la Jefatura Superior de Policía, el suceso ha ocurrido sobre las seis de la mañana en un domicilio del número 4 de la calle Las Marismas, en el distrito de Puente de Vallecas, cuando tras una discusión el hombre apuñaló presuntamente a la mujer y luego se autolesionó.

Cuando llegaron los facultativos de Samur-Protección Civil, la mujer estaba muy grave, con una herida incisa penetrante localizada en la parte derecha del abdomen, en la región hepática, por lo que fue trasladada al hospital Gregorio Marañón. Este centro no ha facilitado datos sobre la evolución de la víctima.

El hombre, por su parte, presentaba una herida de arma blanca en la parte baja del abdomen y fue evacuado al hospital Doce de Octubre, donde permanece custodiado por la Policía.

Modesto H.S. no tiene antecedentes policiales y no consta ninguna denuncia por malos tratos contra él ni, por lo tanto, ninguna medida cautelar de protección para la mujer, según ha detallado la Jefatura Superior de Policía.

Un vecino de Mirta, Manuel, ha explicado que sobre las seis de la mañana ha oído una discusión y al principio no ha prestado atención, pero luego ha oído gritos de una mujer que decía "socorro, socorro, que me mata", y ha llamado a la Policía y ha ido a prestar ayuda.

Ha encontrado a la chica herida, y entre él y un vecino la han envuelto en una manta "porque le bajaba la sangre hasta el suelo", y a continuación han visto que salía su pareja, "que también estaba herido en el ombligo". Manuel ha detallado que "la Policía tardó mucho en venir", y que el hijo de la pareja, de 12 ó 13 años, estaba presente durante la agresión.

El vecino ha precisado que Mirta y Modesto no eran personas conflictivas, testimonio con el que coincide otra vecina del edificio, quien ha asegurado que "no eran conflictivos para nada, y no hacían ruido de pelearse ni se metían con nadie".

Esta mujer ha precisado que ella vive en el piso que está justo encima del de la víctima, que vive con su hermana y un niño, hijo de alguna de las dos, aunque no pudo precisar de cuál. Según su relato, las dos mujeres solían alquilar habitaciones del piso a otras personas, a veces hombres, y no sabe si el presunto agresor vivía con ellas ahora o no.

Etiquetas