Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

.

Una ‘ruta belenista’ con Alejandro

Alejandro Romero pidió un espacio para montar su belén. Le han respondido un hotel, un centro comercial, una residencia y un bar.

Romero se entrevista con el director del hotel Diagonal Plaza, José Antonio Pinilla.
Una ‘ruta belenista’ con Alejandro
P. F.

Alejandro Romero lanzó hace unos días una llamada de socorro en Heraldo Abierto: no quiere que se pierda su belén, un pueblo aragonés con 500 figuras y 90 motores que ha hecho él a mano durante treinta años y que está guardado en cajas en unas naves municipales. Tras el cierre del mercado de San Vicente de Paúl por obras, no tiene ningún sitio para exponerlo y el Ayuntamiento le apremia para que busque otro lugar donde guardarlo. Cuatro personas han respondido a su petición. Este artesano aficionado está feliz y está valorando cuál es el lugar idóneo para exponer su obra. Le acompañamos en su ruta belenista.

11.00 Hotel Diagonal Plaza

Alejandro –agricultor de joven y después enfermero- es un comercial nato. Se vende muy bien. Le presentan al director del hotel, José Antonio Pinilla, y él es el primero en preguntar: “¿Conoce mi belén? Las pasadas Navidades tuve 30.000 visitantes”. “Sí, fui de pequeño”, responde el director. “¿Qué público tienen?”, pregunta Alejandro. “Podrían verlo los clientes del hotel y estamos al lado del centro comercial Plaza, por el que pasan miles de personas”.

El autor saca un DVD portátil y muestra a los responsables del hotel un vídeo. Alejandro les cuenta que en 1992 expuso su maqueta del Pilar –de más de cuatro metros de altura- en el Ritz de Madrid, y saca una fotografía que se hizo con Mel Gibson. El Hotel Diagonal Plaza es nuevo –abrió para la Expo- y tiene un gran hall de entrada con espacio suficiente para instalar el belén y las maquetas. Toca hablar de cosas prácticas: cómo se montaría, cuánto ocupa, cómo lo trasladarían hasta ahí (son 17 cajas de 2 metros de largo)… Se despiden hasta la semana que viene. “Esto es para hablarlo y pensarlo. El sitio es muy bonito, lo único malo es que está un poco lejos”, afirma Alejandro.

12.00 Aragonia

Alejandro se acaba de enterar de que han abierto un nuevo centro comercial en la zona de La Romareda. Le presentan al gerente de la zona comercial, Pablo Vivancos, que quiere ayudarle después de leer la noticia en Heraldo Abierto. Todavía no ha llegado la Navidad a las tiendas, pero falta poco. “Nosotros tenemos ahora locales vacíos y podemos ofrecerle los pasillos y espacios comunes”, cuenta Pablo.

Alejandro tiene las cosas muy claras: “Pero a mí me gustaría instalarlo en un sitio y dejarlo fijo. No me merece la pena montarlo para quince días de Navidad. Es un pueblo móvil que podría atraer visitantes todo el año. Yo lo adapto según la época: para el Pilar hago una ofrenda y en Semana Santa puedo poner procesiones”, explica.

13.00 Sanitas Residencial

En la residencia de mayores junto al puente de Piedra tienen mucha voluntad pero poco espacio que ofrecerle. Alejandro descarta instalar su gran belén aquí, pero charlan amigablemente y quedan en colaborar para otras ocasiones. “Para el próximo año me comprometo a montaros un belén más pequeñito que quepa en el hall”, les cuenta a sus responsables.

Y aún le queda por devolver otra llamada. El dueño del bar El Ángel Azul (en la calle Blancas) le ofreció la planta baja de su local para instalar sus figuras.

Etiquetas