Sociedad

INICIATIVA PARTICULAR

Una investigación se retoma con el dinero logrado por la madre de una niña diabética

Cristina Ponce ha conseguido recabar 7.000 euros a través de rifas y otras iniciativas pra que el CIPF contrate a una investigadora que desarrolla un estudio sobre la diabetes.

Una investigación se retoma con el dinero logrado por la madre de una niña diabética
EFE

La investigadora del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia Silvia Sanz ha podido continuar su proyecto sobre diabetes gracias al empeño de una madre cuya hija padece esa enfermedad, y que ha conseguido recabar el dinero necesario para que el centro la contrate cuatro meses.

La investigadora ha asegurado que tiene una sensación "agridulce", ya que ha pasado de no tener trabajo a que la contraten aunque solo sea hasta abril, pero ha recordado que el ERE del centro del pasado mes de noviembre afectó a 114 personas, y verlo "vacío" le "entristece".

Ha reivindicado la iniciativa de Cristina Ponce, madre de una niña de 14 años que tiene diabetes, que ha logrado "poquito a poco" que siga abierto el proyecto de investigación tras recaudar 7.000 euros con donativos, rifas, meriendas solidarias o la venta de pulseras y camisetas.

Sanz ha mostrado su deseo de que el "revuelo" que ha generado esta noticia consiga que más personas a nivel privado o público se conciencien de lo importante que es la investigación y que se consiga más financiación en este ámbito.

Además, ha asegurado que le consta que Cristina "va a seguir haciendo todo lo posible" para conseguir mes a mes dinero suficiente para que pueda seguir trabajando e investigar en diabetes.Las condiciones

Según la investigadora, la mujer habló con el gerente y con el director científico del centro y acordaron que todo el dinero que ella recaudara sería destinado para investigar la diabetes.

En un principio, la idea era conseguir dinero para que una persona realizara una tesis doctoral, lo que suponía cuatro años de financiación, pero "como las cosas han venido como han venido, el dinero estaba en el centro" y había que emplearlo en un contrato.

Sanz ha explicado que en el laboratorio tienen un ratón modificado genéticamente que desarrolla diabetes, y su proyecto consiste en estudiar las bases moleculares por las que ocurre esa diabetes.

"Lo que hago es que aislo el páncreas, saco las células beta que son las que sintetizan insulina y son las que fallan cuando hay una diabetes, y las comparo con células beta que son sanas", ha precisado Sanz, quien ha añadido que eso permite encontrar diferencias y avanzar en la investigación para curar o mejorar la calidad de vida de las personas que padecen diabetes.

Etiquetas