Despliega el menú
Sociedad

SISTEMA PIONERO EN ESPAÑA

Un pareja aragonesa, sometida con éxito a los primeros trasplantes cruzados de riñón

España ha realizado con éxito sus dos primeros trasplantes de riñón de donante vivo entre una pareja andaluza y otra aragonesa, que ya han sido dadas de alta y "se encuentran perfectamente".

Así lo ha anunciado la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, quien ha informado, en rueda de prensa, de que ambas parejas fueron intervenidas el 21 de julio en el Hospital Clínic de Barcelona y en el Virgen de las Nieves de Granada, el mismo día y a la misma hora.

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT), en colaboración con las Comunidades Autónomas, implantó este sistema cruzado en 2008, por el que una persona que necesite un riñón, y cuente con un donante incompatible, puede intercambiarse con otra pareja en la misma situación.

El coordinador nacional de la ONT, Rafael Matesanz, ha expresado su confianza en el "despegue definitivo" de esta modalidad de tratamiento, que se realiza mediante cirugía laparoscópica muy poco invasiva, y que liberará de la diálisis, cada año, a unos cuatrocientos enfermos de insuficiencia renal crónica.

En España hay actualmente 22.000 personas sometidas a diálisis, de las que 4.200 se encuentran en lista de espera para recibir un riñón.

La primera evaluación de posible intercambio donante-receptor compatible entre sí se ha hecho entre dieciséis parejas que cumplían todos los requisitos previstos en el programa, de las que trece corresponden a uniones sentimentales y matrimonios.

Entre septiembre y octubre se procederá a una nueva revisión de las parejas que quedan en lista de espera y a las nuevas que surjan hasta la fecha de evaluación, para decidir quiénes serán los próximos candidatos.

En la actualidad, existen ocho hospitales en España adscritos al programa de donación renal cruzada y se espera que en los próximos meses otros se unan al proyecto, ya que hay al menos veintisiete equipos que efectúan trasplantes de riñón de donante vivo.

Matesanz ha explicado que esta modalidad terapéutica se practica desde hace más de una década en países donde la donación de cadáver es inexistente o más baja que la española, como Corea del Sur, Holanda, Reino Unido o Estados Unidos.

En España, país líder en donaciones de órganos, se ha producido un cambio de perfil del donante fallecido -cada vez de mayor edad, en parte debido al descenso de accidentes de tráfico-, que ha llevado a la ONT a potenciar la donación en vivo.

En los seis primeros meses de este año el aumento de donación de vivo en España ha sido de un 60 por ciento, al practicarse casi tantos trasplantes como el año pasado -de 71 a 115-, y, según Matesanz, en 2009 "vamos a superar con creces los doscientos".

Esto va a significar que los trasplantes en vivo alcancen el objetivo previsto por la ONT del 15 por ciento del total de los renales, un porcentaje que actualmente se encuentra en el 7 por ciento y que hace diez años era tan sólo del uno por ciento.

Seguramente surgirán muchas más parejas, en opinión del experto, porque este éxito animará a todos los pacientes con insuficiencia renal a que hablen con su familia y se apunten a la donación directa o al sistema cruzado, contactando con su médico.

Matesanz ha valorado el ejemplo de solidaridad interterritorial y de coordinación que ofrecen estas intervenciones, dentro de un programa en el que desde hace un año han trabajado unas cuatrocientas personas entre nefrólogos, urólogos, inmunólogos, jueces y expertos en bioética, entre otros.

La ministra de Sanidad ha precisado los requisitos para ser donante: ser mayor de edad, estar en plenas facultades mentales y poseer un buen estado de salud.

A su vez, el comité de ética del centro trasplantador tiene que aprobar la donación y, por último, el donante debe ratificar ante un juez su voluntad de ceder un riñón sin que medie condicionamiento alguno, bajo anonimato y en presencia del equipo médico que va a realizar la intervención quirúrgica.

Como paciente, los únicos requisitos que se exigen es padecer una enfermedad renal que precise un trasplante y tener una pareja donante no compatible.

Etiquetas