Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

PORTUGAL

Un muerto y 43 heridos al descarrilar un tren en el norte de Portugal

Con anterioridad, Protección Civil había informado de la muerte de dos personas, una de ellas un niño, y de otras 40 heridas, de las cuales diez -dijeron- que se encontraban en estado grave.

Un muerto y 43 heridos, dos de los cuales se encuentran en estado grave, es el último balance oficial del descarrilamiento de un tren ligero de los ferrocarriles lusos en el norte de Portugal, según informó la Autoridad Nacional de Protección Civil.

El gobernador de Braganza, Jorge Gomes, confirmó que en el tren viajaban 47 personas, al parecer de nacionalidad portuguesa, y que 18 de ellas fueron trasladadas a un Centro de Salud cercano a la zona del accidente y otras once fueron dadas de alta.

Asimismo tres adultos fueron ingresados con heridas leves, en el hospital de Mirandela, donde también un niño está siendo sometido a una intervención quirúrgica.

En el hospital de Vila Real ingresaron 11 personas, dos de ellas se encuentran en estado "grave", y las otras con heridas leves, entre ellos un bebé.

Además fueron atendidos en el hospital de Braganza cuatro heridos leves y los restantes pasajeros, o resultaron ilesos o fueron asistidos por personal del servicio médico de emergencia (INEM), dado que no revestían gravedad, precisó Gomes.

Con anterioridad, Protección Civil había informado de la muerte de dos personas, una de ellas un niño, y de otras 40 heridas, de las cuales diez -dijeron- que se encontraban en estado grave.

El alcalde de Mirandela, José Silvano, explicó que "el maquinista había sentido una explosión en la parte delantera en el momento que se produjo el descarrilamiento", pero no pudo precisar si la misma había sido en la línea férrea, o en el coche motor.

Sin embargo, el director de comunicación de los Ferrocarriles de Portugal (CP), Carlos Madeira, dijo al canal de televisión "SIC Noticias" que no existe información acerca de las causas del descarrilamiento.

Al producirse el accidente, en el tren viajaban 47 personas, que realizaba el trayecto regular entre las localidades de Mirandela y Túa, cercanas a la frontera con Galicia.

La única víctima mortal es una mujer portuguesa, de 47 años, que falleció al quedar atrapada entre el coche y la ladera de una colina.

Un responsable de los ferrocarriles dijo que el coche descarriló hacia la ladera de la colina y no cayó al río, lo que hubiera incrementado aún más la gravedad del accidente.

La línea entre Mirandela y Túa, de 60 kilómetros de extensión, bordea un río y los viñedos de la región del Duero, por lo que suele ser un recorrido habitual de los turistas.

Este es el tercer accidente en este año en esa línea férrea, aunque en los dos anteriores, en junio y abril, sólo hubo varios heridos ligeros.

El accidente más grave fue en febrero de 2007, cuando un coche motor cayó al río, desde 60 metros de altura, lo que provocó la muerte a tres personas y la línea estuvo cerrada casi un año.

Etiquetas