Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

UNIVERSIDAD

Un micro-reactor para ahorrar en materias primas y energía

El investigador Jesús Santamaría ha presentado su proyecto que le hizo ganador de una de las prestigiosas ayudas Advanced Grant, dotada en su caso con 1,85 millones de euros.

La Universidad de Zaragoza desarrollará un revolucionario micro-reactor capaz de ahorrar energía y materias primas a la industria, en un proyecto europeo de investigación, dotado con 1,85 millones de euros, en el que se realizará una química nueva, más ecológica.

Así lo ha expuesto Jesús Santamaría, subdirector del Instituto de Nanociencia de Aragón, quien ha obtenido por primera vez para la Universidad de Zaragoza un proyecto europeo de excelencia Advanced Grants (para investigadores senior), en la convocatoria de 2010 de una de las ayudas más prestigiosas de Europa para la investigación.

En esta convocatoria del Consejo Europeo de Investigación (ERC) se han recibido 2.009 solicitudes de científicos, de las que se han seleccionado 266, de ellas trece españolas, por lo que España ha quedado en séptima posición tras Reino Unido, Alemania, Francia, Suiza, Italia y Holanda.

Santamaría, catedrático de Ingeniería Química de la Universidad de Zaragoza, ha obtenido 1,85 millones para desarrollar, en cinco años, el proyecto HECTOR, siglas que corresponden a su título en inglés: "Microreactores asistidos por microondas: Desarrollo de un reactor de fase gas altamente eficiente con calentamiento directo del catalizador".

Las Avanced Grant son proyectos extremadamente competitivos, que sólo pueden ser solicitados por investigadores "senior", con una trayectoria de al menos diez años, y tienen como objetivo "buscar ideas rompedoras que sean capaces de cambiar el paradigma de un área de la ciencia", ha señalado Santamaría.

En este proyecto de "cierto riesgo", se pretende hacer una química nueva, diferente, más ecológica, ya que el micro-reactor que se va a diseñar permitirá ahorrar energía y materias primas, ha explicado el catedrático.

Se trata de un área tecnológica emergente (los micro-reactores), que se combina con un aporte de energía no convencional (microondas) de forma que se posibilita el calentamiento directo del catalizador.

Un trabajo que se desarrollará en el Instituto de Nanociencia de Aragón, bajo la coordinación de Santamaría, por un equipo de diez personas, de las que cinco ya pertenecen a la universidad y otras cinco (dos doctores, dos licenciados y un técnico) serán contratadas en una convocatoria internacional.

Sobre su aplicación, Santamaría ha dicho que se verá beneficiada sobre todo la industria química, porque se mejorarán procesos que ahora son muy costosos, y ha afirmado que "toda la investigación nueva se acaba aplicando".

"Si supiéramos lo que va a dar, no estaríamos haciendo investigación", ha agregado el catedrático citando una frase de Albert Einstein.

En este proyecto, se estudiarán las aplicaciones en dos casos en concreto: en el ahorro de energía en la eliminación de contaminantes y en la protección de productos valiosos que puedan descomponerse durante reacciones químicas a altas temperaturas.

Etiquetas