Sociedad

EN LA ÚLTIMA

Un 'lifting' para el escudo de Capitanía

El conjunto escultórico que corona el palacio de Capitanía se retiró ayer y será restaurado durante los próximos meses.

Varios operarios en el momento de retirar el escudo de su emplazamiento original.
Un 'lifting' para el escudo de Capitanía
JMM

Pasaba inadvertido, a pesar de medir varios metros de alto, ser la guinda de uno de los principales edificios de la plaza de Aragón y estar flanqueado por dos leones. El escudo de España que corona el palacio de la Capitanía General desapareció ayer por la mañana. Pero no lo hizo por arte de magia.

 

Pocos se hubieran dado cuenta de la pérdida de no ser por la gigantesca grúa que aparcaron frente a la fachada del edificio y de los operarios que lo fueron desmontando pieza por pieza. Sobre las 12.00 no había ni rastro de los leones. A las 14.00 solo quedaba el amasijo de hierros que sostenía el escudo.

 

Pero no se lo han llevado para siempre. Volverá dentro de cinco meses y lo hará más bonito y reluciente. El escudo va a someterse a un tratamiento de restauración. El conjunto, compuesto por el distintivo español, varios estandartes y dos leones, estaba algo 'tocado'. Cosas de la edad. Aunque el que se ve desde la calle es una reposición moderna, el original, situado en su reverso, las banderas y los felinos llevan 125 años a la intemperie.

 

Cuando el año pasado los técnicos de la DGA le pasaron revista se encontraron con que no estaba en las mejores condiciones. En primer lugar, había perdido estabilidad. Y es que, a pesar de su aspecto pétreo, está construido en chapa. Y ya se sabe lo mal que se lleva el metal con los procesos de oxidación.

 

Pero además, el escudo estaba más feo que en sus años mozos. Ya se había hecho algún retoque a base de pintura, pero la acumulación de capas había desfigurado las partes más antiguas. Hasta el punto de que no quedaba ni rastro de los motivos que decoraban los estandartes. "Seguramente fuesen imaginarios. No solían representar banderas reales", comenta Guillermo Redondo, director de la institución Fernando el Católico y experto en heráldica.

 

Redondo explica que el escudo está dividido en cuatro cuarteles: "Un castillo, por el reino de Castilla, un león, por el de León, las barras, por la Corona de Aragón y las cadenas, por el reino de Navarra". Y no se olvida de los dos últimos detalles, la granada, en honor del antiguo reino de Granada y las flores de lis, en el centro, símbolo de los Borbones.

 

¿Y los dos leones de los lados? "Representan la fortaleza", responde. Una fortaleza que a lo largo de estos meses de tratamiento van a recuperar.

Etiquetas