Despliega el menú
Sociedad

MEDIO AMBIENTE

Un enorme glaciar antártico se desgarra por efecto del cambio climático

Una porción del tamaño de Andorra empieza a derrumbarse en la mayor barrera de hielo de la Península Antártica.

Una enorme porción de hielo perpetuo, similar en tamaño al Principado de Andorra, ha comenzado literalemente a derrumbarse en la principal barrera de hielo ubicada en la costa de la Península Antártica, zona que por su latitud está siendo la más duramente afectada por el cambio climático en todo el planeta. Fotos vía satélite han confirmado el colapso de esta masa de hielo, que ya fue vaticinada por los científicos en los años noventa, aunque no tan pronto.

Nueva prueba irrefutable del calentamiento global. Un gran fragmento de hielo perpetuo localizado en el extremo norte de la barrera de hielo Wilkins, la mayor de la Península Antártica, ha comenzado a derrumbarse en el océano por efecto del aumento de las temperaturas. Esta masa de hielo, de 415 kilómetros cuadrados -un tamaño parecido al de Andorra- sólo está ya unida al conjunto de la barrera de hielo, que se extiende por 13.000 kilómetros cuadrados sobre el Océano Glaciar Antártico y a sólo 1.600 kilómetros de Sudámerica, por un fino 'istmo' de hielo comprendido entre dos islas.

Todo comenzó el 28 de febrero

Científicos de la Universidad de Boulder Colorado (Estados Unidos) y del British Antartic Survey han monitorizado imágenes por satélite y aéreas del escudo de hielo y han descubierto un área de colapso que supera los 41 kilómetros de largo por 1,5 de ancho. Este proceso se desencadenó el 28 de febrero y ha ido acelerándose hasta el pasado 6 de marzo, según el estudio.

El británico David Vaughan, participante en el estudio y que ya en 1993 predijo que el extremo norte de la barrera Wilkins se derretiría antes de 30 años, confesó que "no esperaba ver estas cosas tan rápidamente", y anticipó que la ruptura total de la barrera de hielo se producirá en cuestión de días o semanas a lo sumo.

En los últimos 50 años, la Península Antártica Occidental ha experimentado la mayor subida de temperaturas en la Tierra, concretamente en 2,5 grados frente a 0,4 del conjunto del planeta. "Pensamos que Wilkins ha estado en su lugar durante al menos varios siglos, pero el calentamiento del aire y la exposición a las olas del mar han causado su colpaso", declaró Ted Scambos, científico estadounidense.

"Nunca había visto nada parecido a esto antes. Es impresionante. Volamos sobre la brecha principal y observamos algo parecido al resultado de una explosión", explicó Jim Elliot que registró en video el fenómeno recién descubierto.

Etiquetas