Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

IGLESIA

Trece obispos de Cuba visitan el Pilar tras reunirse con el Papa en el Vaticano

Ureña recibió a los prelados encabezados por el cardenal Ortega, que ve cambios prometedores en el régimen de Raúl Castro

Una delegación integrada por 13 obispos y arzobispos cubanos pasó ayer por Zaragoza, en su viaje de regreso desde Roma a La Habana, para visitar la basílica del Pilar de cara a la preparación del trienio mariano de la Virgen de la Caridad, patrona del país caribeño.

El cardenal Jaime Lucas Ortega, de San Cristóbal de La Habana, encabezó esta delegación en la que también participaba el presidente de la Conferencia Episcopal Cubana, Alejandro Goic, y que ayer asistió a una recepción ofrecida por el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, en la Casa Consistorial. "Ha sido muy acogedor y amable con nosotros", aseguró Ortega.

La curia cubana fue recibida previamente por el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, con quien concelebró una misa solemne en la basílica del Pilar para después tomar un ágape en el Ayuntamiento, edificio anexo al templo mariano.

El cardenal explicó su interés por hacer un alto en el camino para visitar a la Virgen del Pilar "como símbolo de presencia de la Virgen en la historia". Además, y puesto que en Cuba se van a celebrar los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad, les pareció que era "bueno comenzar la preparación con la visita a un santuario de peregrinación mariano".

Estos actos, que comienzan en agosto, les impedirá viajar de nuevo a Zaragoza para visitar la Exposición Internacional, donde el Vaticano contará con un pabellón, y aunque el alcalde, aseguró, les ha invitado "con mucha insistencia", sería un viaje demasiado seguido en el tiempo.

Los obispos regresaban de Roma de visitar al Papa, un viaje que todos los prelados del mundo realizan cada cinco años y se denomina visita "ad limina". Sin embargo, hacía siete que los cubanos no llevaban a cabo esta tradición porque el que debería haber sido el último viaje coincidió con la muerte de Juan Pablo II.

Los 13 obispos cubanos tienen previsto hoy visitar la localidad toledana de Illescas para conocer a la Virgen de la Caridad, patrona de Cuba, pero que en este municipio tiene una imagen diferente.

Relaciones con el régimen

Jaime Lucas Ortega aprovechó para destacar la mejora de las relaciones entre la Iglesia y el nuevo presidente, Raúl Castro, y subrayó que se está iniciando una nueva etapa con una serie de cambios "prometedores", sobre todo económicos y de orden social.

Sin embargo, ayer, la Plataforma Cuba Democracia ¡Ya! lanzó un llamamiento a los obispos cubanos para que se abran más a los promotores del cambio en la isla.

Miembros de la Plataforma les entregarán hoy una carta, dirigida al presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, Juan García, en la que piden "al clero de la isla más comprensión con el laicado comprometido con la sociedad civil".

La plataforma recomendará a los obispos "que sepan leer" las palabras que les transmitió la semana pasada Benedicto XVI durante el viaje que realizaron al Vaticano y en las que el Pontífice afirmaba que hay que "llevar un signo visible del amor de Dios hacia las personas necesitadas, enfermos y encarcelados". "Que dichas palabras prendan en la Iglesia cubana para que sea más cercana al auténtico calvario que día a día sufren los cristianos encarcelados por sus ideas políticas y sus familiares", dice la nota. Jaime Lucas Ortega declinó hacer declaraciones sobre este particular.

Etiquetas