Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

JESÚS MORTE

"Tenemos que pintar de verde el negro color de la crisis"

"No puede ser que mil controladores hagan arrodillarse a todo un país"

Jesús Morte, en pose reflexiva.
"Tenemos que pintar de verde el negro color de la crisis"
JOSé MIGUEL MARCO

Comenzaremos por la actualidad. ¿Qué valoración hace del conflicto de los controladores aéreos?

Yo diría salvaje huelga de controladores. Como le he dicho, me parece salvaje, lamentable desde todos los puntos de vista. No hay derecho a dejar a centenares de miles de personas tiradas. No puede ser que mil controladores hagan arrodillarse a todo un país.

Y usted, sin embargo, vende ilusión. Está bien eso de idear un Parque de Atracciones en la ciudad del viento y de la niebla.

Y del frío y el hielo en invierno. Ya lleva 40 años funcionando el Parque de Atracciones de Zaragoza.

¿Cuesta defender esta idea en los tiempos que corren?

En tiempos de vacas flacas, es cuando más hay que luchar. Adquirí responsabilidades empresariales desde los 22 años. Y aquí sigo.

Preside a los empresarios aragoneses.

Lo de la presidencia de la CREA fue una petición de Julián López Babier. Gané las primeras elecciones y en las segundas repetí como único candidato. También soy vicepresidente de la CEOE y de Cepyme.

¿Por qué no contó con ustedes Zapatero en la reunión con los empresarios?

Prefirió invitar a un grupo de empresarios. Creo que habríamos aportado algo como organizaciones.

La gente está triste. La crisis, la maldita crisis.

Pienso que en vez de pensar tanto en la crisis, lo que tendríamos que hacer es invertir ese tiempo en buscar soluciones. Entiendo que es un mensaje duro de escuchar por toda la gente que la sufre en toda su crudeza, pero estoy totalmente convencido de esa afirmación.

Pero, ¿cuándo saldremos?

He visto pasar tres crisis: la del 74, la del 92 y la actual. Y siempre se ha salido. Y se ha salido bien. Le voy a dar unos datos: España tiene hoy un PIB que multiplica casi por tres el del 92. Entonces, en plena crisis, había 15 millones de trabajadores, y ahora hay más de 22. Además, contamos con un 200% más de titulados universitarios, las empresas españolas han pasado de invertir en el extranjero de 300 a 8.500 millones de euros.

Los datos son fríos.

Fríos e irrebatibles. Sigo con más datos: cumplimos con creces el perfil de Maastricht, entramos con holgura en el euro, nuestras multinacionales forman parte de la cabeza visible del mundo...

Oiga, cómo habla usted. Le veo metido en política bien pronto.

Ya estuve. Me introduje en la aventura política del CDS. Estuve en la lista del Senado. Y, claro, no salí elegido.

Quizás, la entonces joven democracia española todavía no estaba madura para asimilar ese mensaje. Las dos Españas de Machado le seguían helando el corazón.

No salí, pero no me arrepiento de la experiencia. Admiro la figura política de Adolfo Suárez. A mi juicio, la España actual, la de la democracia y la libertad, le debe mucho, muchísimo diría yo. También me sentí identificado con la figura de Felipe González.

El sofista y la política.

Lo valoro con alta nota a Felipe.

Si no vuelve a la política, quizás le veamos de nuevo en el mundo de las finanzas.

También fui presidente de Antena 3 Aragón. Y vicepresidente de Ibercaja con Martínez Candial y con Manuel Pizarro.

Aún retengo en la memoria el debate de Pizarro con Solbes. Cada vez que rebobino me mareo...

Pizarro es una de las más privilegiadas mentes de Aragón de los últimos 100 años. Una persona con una capacidad extraordinaria.

¿Considera que es un pecado que este hombre no se halle en el órgano de decisión económica del Estado?

Se fue de la política por voluntad propia. Y reitero que para mí significó una gran pérdida.

Si no le situamos en el futuro ni en la política ni en las finanzas, ¿dónde lo ubicamos?

Con mis tres nietas, con mi familia. Tengo un hijo que es piloto y otro que puede tomar mi testigo en la empresa. Soy muy feliz con mi familia y esperando que entre todos pintemos de verde el negro color de la crisis.

Etiquetas