Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

.

Un camino lleno de baches para acceder al Tercer Cinturón

La pregunta de hoy es: "¿Cuándo van a arreglar el Camino de Miraflores, en Zaragoza? Es una vía muy utilizada por los vecinos de San José para acceder al Tercer Cinturón. Hay 200 metros sin asfaltar, en un estado lamentable, lleno de baches".>> PREGUNTA: ANTONIO LÓPEZ (Vecino del barrio de San José)>> CONTESTA: Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza

Antonio López, paseando por el Camino de Miraflores, entre charcos y baches
Un camino lleno de baches para acceder al Tercer Cinturón
JOSÉ MIGUEL MARCO

El Camino de Miraflores comienza a la altura de la calle Zaragoza La Vieja. Es una calle tranquila del barrio de San José, con sus aceras arregladas, árboles y comercios. Después, frente al colegio de Escolapias, las aceras se estrechan. Y unos metros más allá, la calle se convierte en un camino de tierra sin señalizar. Por aquí circulan a diario decenas de vehículos para ir al Tercer Cinturón.

Antonio López, vecino de San José, pasa frecuentemente por esta calle y pregunta por su estado. "¿Cuándo van a arreglar el Camino de Miraflores? Es una calle muy utilizada para acceder al Tercer Cinturón. Hay un tramo de 200 metros sin asfaltar, lleno de baches. Cuando llueve se convierte en un barrizal. Está tan mal, que solo se puede circular en primera, a 10 kilómetros por hora", afirma este vecino.

Cuando se acaban las aceras y el asfalto, el Camino de Miraflores se convierte en un camino de cabras. Una señal marca el límite de velocidad en 40 kilómetros por hora (es imposible ir tan rápido por aquí) y deja claro: "Preferencia para vehículos agrícolas". Por un lado, pasa una acequia. Por el otro, se ve un sofá abandonado, una rueda, basuras… Es incómodo hasta para ir a pie.

"La salida natural del barrio sería la prolongación de Tenor Fleta, por encima de las vías, pero ese proyecto está parado. "He mandado mi queja y fotos a la web del Ayuntamiento, pero no sirve de nada. Hace un año pusieron una capa de tierra, pero es todo. Los problemas en el centro se ven más que en los barrios", subraya Antonio López.

Desde el Ayuntamiento responden que conocen el problema, pero que, de momento, no se puede hacer nada. "Por razones de propiedad, de seguridad vial y de desarrollo urbanístico de la zona, ahora no podemos actuar en ese camino. No está previsto que se arregle", afirman fuentes de Infraestructuras.

"Es un camino de huerta propiedad de una comunidad de regantes. Hay un problema muy serio de seguridad vial: hay dos colegios en la calle, no se puede circular a más de 10 kilómetros por hora y la salida al Tercer Cinturón es muy peligrosa. Pero no se puede prohibir el paso, porque es de uso público", explican. Todo el desarrollo urbanístico de la zona está pendiente de la construcción del campo de fútbol y de nuevos viales. "Tardará, al menos, dos años", señalan desde el Ayuntamiento.

Etiquetas