Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

TELEFONÍA

Telefónica y Google vuelven a disentir por el pago por usar las redes

César Alierta mostró su confianza en que los gigantes de internet ayudarán a costear las infraestructuras.

El presidente de Google, Eric Schmidt, ayer en Barcelona.
Telefónica y Google vuelven a disentir por el pago por usar las redes
EFE

El Mobile World Congress que se celebra en Barcelona volvió a ser ayer escenario del desencuentro entre Telefónica y Google. Mientras el presidente de la empresa española, César Alierta, pidió acuerdos entre las operadoras y los gigantes de internet para financiar las inversiones en las redes, el presidente de Google, Eric Schmidt, hizo oídos sordos a este llamamiento.

Por la mañana, César Alierta reclamó acuerdos de las operadoras con los gigantes de internet para financiar las inversiones en redes de manera que se consigan la mejoras necesarias en ancho de banda. Incluso aseguró que ahora «hay conversaciones, cada vez más intensas», y sugirió que al final «todos llegaremos a un acuerdo».

Sin embargo, horas más tarde, el presidente de Google, Eric Schmidt, que ofreció una conferencia, desoyó el llamamiento y recordó el esfuerzo que llevan a cabo empresas como la suya por mantener la capacidad necesaria en servidores.

Así, Alierta, sin aludir a Google, advirtió que «todos tenemos que contribuir» de una forma simétrica para impulsar el mundo digital, de manera «que todos -dijo- estemos en igualdad de condiciones», ya que en los últimos años «los operadores no estamos en igualdad de condiciones con otros jugadores» en este nuevo contexto.

Por su parte, Schmidt contempló la situación desde el ángulo contrario, y afirmó que la clave no radica solo en el ancho de banda, tal y como reclaman las autoridades de la UE, sino en «trabajar en red y contar con las soluciones necesarias para ello y que las mismas se puedan operar 'desde la nube'», es decir, sin una referencia física fuera de internet.

Por ello, Schmidt destacó que internet no solo son redes, y afirmó que «el móvil no es una plataforma sino un ecosistema», en el que las empresas de internet jugarían un papel y los operadores de telefonía, otro.

Schmidt, la estrella del día, defendió la idoneidad de Android para convertirse no solo en el sistema operativo de referencia de los móviles, ya es el primero en esta cuota de mercado, sino también de las tabletas, el producto estrella en este congreso.

Etiquetas