Despliega el menú
Sociedad

SALUD

Sanidad aprueba un derivado del cannabis para uso terapéutico

Se ha autorizado la comercialización de 'Sativex', un medicamento cuyo principio activo es el cannabis, para el tratamiento de la espasticidad en pacientes de esclerosis múltiple.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, informó este miércoles de que las autoridades sanitarias españolas han autorizado la comercialización de "Sativex", un medicamento derivado del cannabis para el tratamiento de la espasticidad (tono muscular exagerado, que se manifiesta a través de espasmos) en pacientes de esclerosis múltiple.

Jiménez, quien visitó la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), explicó que el uso terapéutico del cannabis se lleva estudiando desde hace "muchos años", por lo que hay "ensayos clínicos y evidencias científicas" de su utilidad en determinadas enfermedades.

El uso del cannabis para paliar los síntomas de diversas patologías es un asunto muy controvertido, pero lo cierto es que algunos pacientes con enfermedades que cursan con dolor recurren a la marihuana para mitigar el sufrimiento.

A partir de ahora, los enfermos de esclerosis múltiple con espasmos musculares de moderados a graves podrán consumir este producto mediante un spray oral, siempre que lo prescriba el especialista.

La noticia la ha dado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y serán Almirall y GW Pharmaceuticals las compañías que comercialicen este fármaco, aunque antes requiere la aprobación de precio y reembolso por parte del Ministerio de Sanidad, proceso que está previsto finalice antes del cuarto trimestre del mes.

La ministra descartó que el uso médico de esta droga se extienda a otras dolencias, como podría ser el cáncer, y recalcó que, en este caso, se trata de "una utilización muy específica, si han fallado otros tratamientos, siempre otorgada por un especialista y para un grupo muy reducido de pacientes".

Jiménez recordó que este producto se utilizó por primera vez en Canadá y, desde allí, ya ha sido importado a España de forma "muy controlada" y para un número "muy reducido" de pacientes.

Tanto antes, como ahora, Sativex tendrá que ser autorizado por los especialistas, siempre y cuando no hayan funcionado otros medicamentos indicados para ese tipo de dolencia.

La titular de Sanidad apuntó que en España se permite que determinados fármacos puedan ser prescritos, en casos muy concretos, para un uso diferente para el que fueran autorizados inicialmente, en alusión a otros posibles tratamientos con cannabis.

"Se podría estudiar si el médico especialista lo ve oportuno y cuando han fallado otro tipo de medicamentos, pero sería caso por caso y para un grupo muy controlado de enfermos", pormenorizó

GW Pharmaceuticals ha iniciado los trámites de registro para la aprobación de Sativex en otros países miembros de la UE, incluidos los principales mercados, como Alemania, Francia e Italia.

Para Justin Gover, director general de GW, la aprobación y lanzamiento del fármaco en Reino Unido, en junio de 2010, la aprobación regulatoria en España y la presentación de solicitud de su aprobación en otros países europeos marcan el inicio de la expansión internacional del producto.

"Un gran paso" para los enfermos de esclerosis múltiple

El presidente de la Asociación Española de Esclerosis Múltiple (EM), José Tomás Ruiz, ha valorado como "un gran paso" la aprobación en España de 'Sativex', ya que este fármaco "devolverá parte de su autonomía a muchos pacientes que no logran controlar este síntoma con la medicación actual".

"Cualquier paso que se dé, por pequeño que sea, en la atención a la EM supone un gran paso, un abismo, porque se trata de una enfermedad de la que se desconoce el origen, totalmente impredecible y diferente en cada paciente y cuyos afectados, además, están discriminados dentro de la discapacidad", señaló Tomás, afectado de EM.

A su juicio, esta noticia no sólo es positiva porque supondrá un "importante beneficio" para estos pacientes y respalda el uso terapéutico del cannabis, sino porque así se consigue "dar visibilidad a esta enfermedad" que, insiste, "no se reconoce realmente como discapacidad y sus afectados no pueden acogerse a los beneficios que les corresponden".

"Cuando se valora la discapacidad en un enfermo de esclerosis --explica--, como no se aprecian los problemas a simple vista, sólo se reconocen entre un 0 y un 15 por ciento, nunca el 33 por ciento con el que una persona discapacitada puede acogerse a cualquier beneficio, como las plazas de aparcamiento o las ayudas. Necesitamos ese reconocimiento".

La EM es una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso central, es decir, al cerebro y a la médula espinal. Aunque no se conoce todo sobre su origen, la teoría más aceptada es en ella confluyen factores genéticos y ambientales, como virus o vacunas que pueden desencadenar la enfermedad en las personas predispuestas.

La espasticidad es una condición caracterizada por la resistencia aumentada del músculo hacia un estiramiento exterior, por lo general con mayor resistencia ante un estiramiento brusco. La espasticidad en la EM se debe a los cambios producidos en el sistema nervioso central. Puede implicar sólo una molestia o provocar discapacidad importante y una cadena de complicaciones secundarias.

Por lo general, ocurre con un esfuerzo realizado durante una actividad. Cuando aparece dificultad en mantener la estabilidad postural o cuando una tarea se vuelve más compleja, por lo general aumenta la espasticidad. También puede aumentar de noche, dificultando el sueño, lo cual provoca fatiga diurna. Puede diagnosticarse y tratarse en forma efectiva para minimizar la discapacidad, la pérdida de participación social y la calidad de vida afectada.

Etiquetas