Despliega el menú
Sociedad

SANIDAD

Sanidad alerta de los peligros de comprar fármacos por Internet

Según datos de un estudio realizado este año por la Alianza Europea para el Acceso a Medicamentos Seguros (EAASM), el 62% de los medicamentos que se venden por la red son falsos y existe una alta probabilidad de que de cada cinco medicamentos que se adquieran en la red, tres sean falsos o no cumplan con los mínimos estándares de calidad.

El Ministerio de Sanidad y Consumo y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos han firmado un acuerdo para colaborar en la lucha contra la venta ilegal de medicamentos por Internet y defender la salud de la población. El convenio, suscrito por el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, y el presidente del Consejo General de COF, Pedro Capilla, tiene como objetivo principal concienciar a los ciudadanos de los riesgos que tiene para su salud la adquisición de medicamentos de prescripción fuera del canal farmacéutico. Entre las medidas que se han decidido iniciar, está la puesta en marcha de una campaña de difusión informativa, 'Prevención de la venta ilegal de medicamentos en Internet', que dirigida a la población general y a cargo de los colegios de farmacéuticos.

Según datos de un estudio realizado este año por la Alianza Europea para el Acceso a Medicamentos Seguros (EAASM), el 62% de los medicamentos que se venden por la red son falsos y existe una alta probabilidad de que de cada cinco medicamentos que se adquieran en la red, tres sean falsos o no cumplan con los mínimos estándares de calidad. Para hacer frente a esta situación, el Ministerio de Sanidad y las farmacias han decidido firmar este convenio que prevé distintas medidas que se llevarán a cabo con la implicación y colaboración directa de las casi 21.000 oficinas de farmacia de toda España.

"Con esta medida nos estamos adelantando porque no tenemos constancia de que ese mercado sea muy potente en España, tenemos un buen sistema de distribución y dispensación de medicamentos, la cadena farmacéutica es uno de los temas más regulados, más controlados y eso permite que el paciente tenga acceso a unos medicamentos cuya composición y seguridad es conocida", aseguró Soria.

Entre las medidas que se podrán llevar a cabo con la firma de este documento está la difusión de la campaña informativa Prevención de la venta ilegal de medicamentos en Internet (desde ahora y en 2009), dirigida a la población general. En este sentido, los colegios de farmacéuticos se encargarán de hacer llegar a las farmacias el material preparado por el Ministerio (folletos, dípticos, etc.) para que lo distribuyan e informen a los ciudadanos sobre los riesgos de comprar medicamentos por Internet. "Estamos colaborando en la utilización de las redes de oficinas de farmacia que reciben diariamente unos 2 millones de visitas, lo que nos permite llegar a gran parte d ela población", explicó el ministro. Además, se formará a los farmacéuticos (con oficina de farmacia y de hospital) en la detección de medicamentos falsificados, bajo la coordinación del Ministerio y las Comunidades Autónomas y se garantizará la legalidad de los proveedores de los medicamentos a las oficinas de farmacia.

10% del mercado mundial

Aunque la Ley de Garantías y Uso Racional de Medicamentos y Productos Sanitarios establece la ilegalidad de la venta por Internet de medicamentos que necesitan receta médica, ésta es una tendencia creciente a nivel mundial que va ligada a la introducción de medicamentos falsificados en el canal farmacéutico (no sólo a través de la red). Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el volumen de la venta de medicamentos falsos podría representar el 10 por ciento del mercado mundial, siendo los países en vías de desarrollo los más afectados por este problema, que en algunos casos puede alcanzar hasta el 50% del mercado.

Tal y como señaló el ministro de Sanidad durante la rueda de prensa, en España no se han detectado casos de medicamentos falsificados en el canal farmacéutico gracias a la eficacia de la legislación y las medidas de control existentes por las autoridades en todos los pasos de la cadena legal de fabricación, distribución y dispensación. Adicionalmente, es importante nuestro modelo de farmacia, que garantiza la proximidad de las farmacias y, por tanto, la accesibilidad de los medicamentos a los ciudadanos. Sin embargo, en la Unión Europea sí se han producido algunos casos de entrada de medicamentos falsificados en el canal legal de distribución.

Esto ha llevado a la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) a elaborar la Estrategia Nacional contra los Medicamentos Falsificados, apoyada por unanimidad del Pleno del Consejo Interterritorial en 2007. Los objetivos principales de la Estrategia son reforzar el control y la vigilancia de la cadena farmacéutica para evitar la entrada de medicamentos falsificados e implantar un sistema de comunicación y retirada ágil de los medicamentos falsificados.

Del mismo modo, y para aumentar las garantías de seguridad, el Ministerio de Sanidad y Consumo está trabajando en la creación de una oficina de vigilancia de la venta de medicamentos por Internet. Esta oficina estará incorporada a la Secretaría General de Sanidad y su función será la de hacer un seguimiento exhaustivo de los mensajes y situaciones de riesgo que se produzcan en relación a la venta de medicamentos en la red. De esta manera, el Ministerio colaborará con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las CCAA para prevenir este tipo de delito y su actividad servirá como base para las acciones judiciales pertinentes contra los promotores de estas prácticas ilegales.

Etiquetas