Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

ALFREDO COLÁS

"San Francisco es el único que no falla en nuestro belén"

Es, desde hace diez años, el autor del belén de la iglesia gótica de los Franciscanos, en Teruel.

Colás, ante el belén de la iglesia de los Franciscanos.
"San Francisco es el único que no falla en nuestro belén"
ANTONIO GARCíA

¿Cómo es el belén de los Franciscanos de Teruel?

Es un belén clásico con sus Reyes Magos, sus pastores, sus escenas de vida cotidiana...

¿Qué lo distingue de otros?

Básicamente, está pensado como una narración que empieza con la anunciación de María y acaba con la escena de Jesús ante los doctores en el templo. Entre medias cuenta el nacimiento de Jesús, la huida a Egipto...

Tiene muy buena pinta.

Resulta vistoso porque ofrece una buena recreación ambiental como el río que, sin embargo, no había en Belén. Si fuera fiel a la época no habría casas, sino cuevas.

¿Lo mejor?

Las piezas del nacimiento están echas a mano. Las hemos ido adquiriendo a talleres de Murcia y Olot. Las casas las he hecho con poliespán, recubierto con escayola o masilla.

¿Cuál es la pieza más imprescindible?

La que no falta nunca es San Francisco. Este año lo hemos puesto muy cerca del pesebre, con el niño entre los brazos.

¿Qué dimensiones tiene el belén?

Mide catorce metros y medio de largo por los casi tres metros de anchura que ocupa en algunos puntos.

Seguro que no se monta en una tarde.

¡Qué va! Empecé el pasado mes de septiembre y ha costado montarlo muchísimas horas porque aunque este año no hay edificios nuevos, siempre cambio la estructura.

Económicamente, ¿es caro hacer el belén?

Hoy, sí. Las piezas, que son pequeñas esculturas de barro cocido que luego hay que pintar, suelen ser costosas. Nosotros las traemos de Murcia y Olot.

¿Cómo las consiguen?

Ahora es fácil. Basta con entrar en internet, acceder al catálogo y solicitar la pieza que te interese.

¿Cúal es la clave de un buen belén?

Fundamentalmente, conocer bien aquella tierra, el entorno -mediterráneo al fin y al cabo- donde nació Jesús, con sus cuevas, sus montes, sus campos... Eso siempre ayuda y, sobre todo, cuando se hace desde la Fe. Cuando no se mira desde este punto de vista, solo ves una maqueta, mejor o peor, más o menos completa, pero lo que da sentido al belén es la Fe. Hay gente que hoy hace verdaderas maravillas, obras de arte a las que dedican muchas horas.

¿Cuándo se puede visitar el belén de los Franciscanos?

Lo inauguramos a partir de la fiesta de la Inmaculada, pero lo abrimos al público la semana de Navidad hasta Reyes.

Etiquetas