Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

DESCARGAS ILEGALES

Rubalcaba anuncia que volverán a intentar aprobar la ley Sinde

El vicepresidente primero niega que la norma cercene la libertad de expresión "de nadie"

Los que celebraron el pasado martes el descalabro de la 'ley Sinde' en el Congreso no pueden cantar victoria, al menos de manera definitiva. Alfredo Pérez Rubalcaba anunció hoy que el Gobierno volverá a la carga para evitar las descargas ilegales. "No hay país serio en el mundo que se pueda permitir no tener protegida la propiedad intelectual", indicó el vicepresidente al termino del Consejo de Ministros.

Rubalcaba mostró su convencimiento de que lograrán el consenso parlamentario necesario para acometer esta reforma, aunque reconoció que "no es nada fácil". De entrada negó algunos de las etiquetas con las que se ha bautizado a esta norma, incluida dentro del paquete de medidas que engloba la Ley de Economía Sostenible.

La definió como "equilibrada" y destacó que en todo momento "se garantiza la actuación judicial", uno de los principales reproches esgrimidos por el PP para rechazar un acuerdo al respecto. En este sentido destacó que la legislación española en esta materia es más "garantista" que la francesa o la británica

"No se trata de perseguir a nadie; no se atenta contra la libertad de expresión de nadie, simplemente tratamos de regular la propiedad de la gente que crea en España", enfatizó el número dos del Ejecutivo.

También negó que se "criminalice" a quien se baje una película.

El objetivo es, recalcó, "combatir la piratería en la red" y luchar contra quien usa la red "para lucrarse la propiedad del otro". Los periodistas formularon varias preguntas sobre esta cuestión. En todos los casos el vicepresidente reiteró lo mismo: "Es muy respetuosa, para nada criminaliza a aquellos que se bajan un disco o una película, para nada. Lo que hace es impedir que se pueda piratear. Es que hasta la propia expresión, 'piratear', es ilícita por su propia naturaleza".

Las peticiones que han realizado algunos partidos, en especial el PP, para que la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, presentara su dimisión ante el fracaso de esta ley no serán atendidas por el Ejecutivo. Rubalcaba se limitó a negar ese extremo y abundó en que intentarán "clarificar" a los grupos el contenido de la misma para lograr en el Senado lo que no pudo ser en el Congreso o para realizar una reforma legal ex profeso más adelante.

En este punto desveló que el PSOE propuso al Partido Popular "ofertas generosas" para sacar adelante el texto de la disposición final segunda, pero "no hubo manera".

Lo que sí recordó el vicepresidente primero es que el Ejecutivo cuenta "con apoyos relevantes" en la sociedad, "incluso en el conjunto de los medios de comunicación". Por todo ello, consideró viable recomponer el consenso parlamentario. "Y, a partir de ahí, veremos cuál es el instrumento legal, pero lo vamos a intentar", remachó.

Etiquetas