Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

TRAGEDIA EN BARAJAS

Rubalcaba admite la "posibilidad" de que algún cuerpo quede sin identificar

El ministro del Interior recuerda que el proceso de identificación de las muestras de ADN no es tan sencillo como el de las huellas dactilares y además se han encontrado "más dificultades de las previstas", debido al "mal estado de algunas muestras"

Noventa víctimas de las 154 que fallecieron en le siniestro de Barajas ya han sido identificadas, gracias al trabajo "lento pero seguro" que están realizando los forenses en el pabellón 6 del recinto ferial de IFEMA. Así lo ha confirmado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien destacó que los equipos trabajan "para identificar a todas las víctimas" aunque el estado de éstas ponga muchas veces las cosas difíciles. Por este motivo no tuvo más remedio que admitir que, a pesar de su optimismo, existe "una posibilidad" de que algún cuerpo quede sin identificar debido a que hay casos en los que no consiguen obtener muestras con las que comparar el ADN de algunas víctimas, como los extranjeros o el caso de un niño adoptado.

Tras la tragedia continúa la dura tarea de identificar los cadáveres de las víctimas, una labor que Rubalcaba espera que "se resuelva en los próximos días". En una entrevista a la cadena Ser, el ministro aseguró que este es el principal objetivo en estos momentos de su departamento y que para ello trabajan conjuntamente "la Guardia Civil, la Policía y el Instituto Anatómico Forense, día y noche y bien". El titular de Interior garantizó que la seguridad es la pauta del proceso, de manera que las identificaciones serán seguras "al cien por cien". "Somos conscientes del dolor y el sufrimiento que están pasando" las familias "y que es verdad que cuanto antes lo hagamos es mejor para mitigar este dolor, para iniciar el duelo, pero es necesario que se haga con seguridad", declaró Rubalcaba.

Sin embargo, el ministro no pudo certificar que su propósito se cumpla íntegramente, pues reconoce que existe "una posibilidad" de que "algún cuerpo quede sin identificar". Al respecto subrayó que el proceso de identificación de las muestras de ADN no es tan sencillo como el de las huellas dactilares y además se han encontrado "más dificultades de las previstas", debido al "mal estado de algunas muestras" por ello existen casos muy complejos, como el de personas extranjeras o el del niño adoptado, dada la dificultad para obtener las muestras para comparar su ADN.

El presidente de Canarias, Paulino Rivero, lamentó que las pruebas de ADN que actualmente se está realizando a más de medio centenar de personas, "vayan más lentas de lo que en principio se preveía", ya que estaba previsto que este proceso de identificación concluyera hoy, mientras que con la situación que se está viviendo, se prevé que duren, al menos, toda la semana.

Mientras, aquellos que ya han sido identificados y entregados a sus familiares continúan recibiendo homenajes en sus lugares de origen. Así lo han hecho en Castejón (Cuenca), localidad que se despidió de Pilar L.D de 50 años y de su marido. También en Alameda (Toledo) se celebró un funeral por las jóvenes Sara Conejo y Tamara Gallardo, dos amigas que se iban a Las Palmas de vacaciones y cuyos cuerpos fueron identificados la pasada madrugada. La catedral de Las Palmas acogerá el próximo sábado, a las 18.00 horas, un funeral público por las víctimas del accidente, oficiada por el obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases. La capital grancanaria recibía hoy otros diez cuerpo que viajaron desde Madrid a la base militar de Gando, en donde fueron recibidos por sus familiares que en todo momento estuvieron asistidos por psicólogos de la Cruz Roja.

Dos heridos muy graves

En cuanto a los heridos, los facultativos se muestran esperanzadores ya que sólo dos de ellos continúan en estado "muy grave". Una de ellas es Gregoria Mendiola, ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital Ramón y Cajal. Los médicos siguen de cerca la evolución de su situación neurológica puesto que temen que podría no despertar de un coma irreversible. La mujer perdió a su marido en el siniestro, mientras que su hijo, Alfredo, de 8 años se recupera de sus heridas en el Niño Jesús, con evolución favorable. El pequeño recibía hoy la visita de los agentes de la Policía Municipal que lograron rescatarle y que le hicieron numerosos regalos.

El otro herido en situación muy grave es Pedro Hernán Gómez, natural de Valseca (Segovia). Se encuentra ingresado en la UVI del Ramón y Cajal, sedado y con ventilación mecánica después de haber sido intervenido de sus múltiple fracturas en miembros y cara. Además, de los 18 pacientes que siguen ingresados, otro presenta pronóstico "grave", mientras que el resto evoluciona favorablemente.

Etiquetas