Despliega el menú
Sociedad

Rey Mago por unos días

La Navidad no es solo época de vacaciones. Muchos estudiantes aprovechan estos días para trabajar y ganar un poco de dinero extra, aunque ya no se contrata tanto como en campañas anteriores.

Miguel Tarongi, trabajando en la sección de Librería de la FNAC.
Rey Mago por unos días
MARCO

La Navidad es época de frío, turrones, regalos y vacaciones. Aunque para algunos, también es tiempo de trabajo. Los 'papás noeles', reyes magos, carteros reales y 'envolvedores' de regalos se frotan las manos en cuanto ven llegar las fechas navideñas. Frecuentan las empresas de trabajo temporal, bombardean con currículums y tiran de contactos. El objetivo: encontrar un trabajo para menos de un mes.

 

La mayor parte de ellos son universitarios que aprovechan las vacaciones navideñas para ganar un dinero extra. Es el caso de Miguel Tarongi, de 20 años. Este estudiante de tercero de Historia está pasando sus días de descanso en la Facultad atendiendo a los clientes y reponiendo libros. Trabaja en la sección de Librería de la FNAC, en la capital aragonesa. "Eché el currículum a final de noviembre, me hicieron dos entrevistas y el día 9 ya estaba trabajando", explica.

 

Su contrato concluirá mañana, pero el balance que hace de su primera Navidad trabajadora es muy positivo. "He ganado algo de dinero para el curso y para poder irme de Erasmus al año que viene", señala. El mismo día que Miguel acabe de trabajar, empezará a hacerlo Miguel Ángel Castaner. Este joven de 22 años empujará una carroza vestido de Aladino durante la cabalgata de reyes, también en Zaragoza.

 

Un trabajo que consigue por quinto año consecutivo gracias a una bolsa de trabajo del Ayuntamiento de la capital aragonesa. A cambio obtendrá unos 60 euros. "La verdad es que el dinero viene bastante bien. Además es un trabajo que no te rompe las vacaciones", explica.

 

Menos contratos

Sin embargo, la Navidad ya no es lo que era. En torno a estas fechas sigue aumentando la contratación, debido a los refuerzos que necesita el comercio especialmente, pero no tanto como lo hacía en años anteriores. Según un informe de Adecco, el año pasado, los contratos temporales disminuyeron un 50% respecto a la Navidad de 2007.

 

María Luz Delgado, directora de una de las delegaciones de esta Empresa de Trabajo Temporal, explica que, aunque la contratación ha sido inferior, a diferencia del año pasado, han mantenido los mismos niveles que en el último trimestre del año, y por eso, no se ha notado la caída tan acentuada que se produjo en 2008.

 

En Olympia Zaragoza también han percibido este descenso. En esta agencia, han notado una gran caída en la oferta de puestos de trabajo. "Otros años había trabajo para promociones, montajes, repartidores, para hostelería... Pero esta vez solo nos han llegado ofertas para preparar aguinaldos", explica una de sus trabajadoras, que achaca esta situación a que la crisis hace que las empresas "se arreglen con lo que tienen".

 

Otro de los cambios que han percibido en esta agencia es el perfil del demandante. Aunque siguen recibiendo a muchos estudiantes y también inmigrantes, cada vez son más frecuentes las personas de mediana edad. "La mayoría de ellos están en paro, pero también hay gente a la que le han reducido la jornada laboral a la mitad y aprovecha estas fechas para conseguir un dinero extra", señalan.

 

Un refuerzo que, por regla general, suele recompensarse a ocho euros la hora, según informan fuentes de Randstad. Es el precio por pasar un mes vendiendo libros, envolviendo regalos, recogiendo cartas o recibiendo a los clientes de un centro comercial con un encantador "¡ho ho ho!".

Etiquetas