Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Internet

Los niños también tienen sus redes sociales

Cada vez hay más sitios que ofrecen una navegación segura y especialmente diseñada para los más pequeños de casa.

Portada de la red social Mundo Pocoyó.
Portada de la red social Mundo Pocoyó.

No solo los jóvenes y los adultos utilizan redes sociales. La semana pasada, Disney compró Togetherville, un sitio diseñado para que los niños menores de diez años naveguen en un ambiente seguro y siempre monitorizados por sus padres, que pueden controlar con quién interactúan sus pequeños.

Disney anunció la ompra y en la versión americana de su página web hay un vínculo para esta red social, una más de las especializadas en niños que comienzan a crecer en internet.

Mundo Pocoyo es una de las pocas que tienen una versión en castellano. La página está dedica al popular dibujo animado y en ese sitio los más pequeños pueden jugar e interactuar con otros usuarios, siempre bajo un diseño sencillo y fácil de comprender hasta para los menores de 8 años. Eso sí, para utilizar algunos juegos, hay que pagar.

En Togetherville, los padres pueden vincular sus cuentas de Facebook al perfil de sus hijos, a los que les pueden elegir sus amigos buscando entre sus compañeros de clase. No están permitidas las conversaciones privadas, ni los vínculos externos. Y poco hacen falta: hay juegos, se pueden mandar comentarios y ver vídeos seleccionados de YouTube.

Aunque la red que más apuesta por la seguridad es What’s what: para crear un perfil, los padres deben enviar datos de varias tarjetas de crédito. Y como dice en su portada, está prohibido que los adultos naveguen a través de la información de los menores. Por es obligatorio enviar una foto cada vez que se ingresa, así, la máquina detecta la presencia de adultos. «Sabemos que está preocupado por la seguridad de su hijo, nosotros también», se lee en el sitio.

Entre los cientos de páginas de este tipo, hay algunas que no apuestan por la seguridad si no por la diversión. Sitios como Stardoll, FreeRealms o Poptropica ofrecen juegos de rol e intercambio de información a través de avatares. Otras, como Everloop, optan por un estilo parecido al de una red para adultos, como Facebook.

GiantHello y ScuttlePad han alcanzado a millones de usuarios. En ellas, se apuesta también por involucrar a los mayores en la gestión de los datos de sus hijos y para que un niño ingrese, debe tener un permiso de sus padres. Una vez obtenido, el menor puede navegar casi sin restricciones. Aunque como en Skid-e Kids, los mismos niños pueden ir denunciado si ven una conducta extraña entre los usuarios.

Etiquetas