Sociedad

MÁS CARRILES BICI

Reclaman las 'zonas 30' en los alrededores de los colegios para favorecer el uso de la bici

El colectivo Pedalea y el centro Hilarión Gimeno organizaron ayer la III Bicicletada escolar que salió de la plaza del Pilar

Reclaman las 'zonas 30' en los alrededores de los colegios para favorecer el uso de la bici
CARLOS MONCÍN

Ana Pardo y María Ángeles Gimeno acudieron en bicileta hasta la plaza del Pilar con sus hijos, ambas con dos de 4 años y medio y 2. Para demostrar así que las dos ruedas son una alternativa rápida, barata y ecológica para moverse por la ciudad. "Hemos venido por la avenida del Puente del Pilar y tras cruzar el puente de Hierro ya hemos podido coger el carril bici, que resulta mucho más cómodo", explicaban.

 

Estas dos madres del colegio Hilarión Gimeno participaron en la III Bicicletada escolar organizada por este centro y el colectivo Pedalea que reunió a cerca de 200 personas. Su principal reivindicación en esta jornada fue llamar la atención a la administración para que acelere las medidas de "pacificación del tráfico" en el entorno de las escuelas, sobre todo con la señalización como 'zonas 30' (aquellas en las que no se puede pasar de esta velocidad). "Esta iniciativa facilitaría el acceso tanto en bici como andando y beneficiaría no solo a los escolares, sino a la movilidad ciudadana en general", señaló Silvia Bueno, presidenta de Pedalea.

 

De momento, el Ayuntamiento ha aplazado el proyecto previsto de 'zona 30' en la plaza de Los Sitios hasta 2010 debido a la vorágine de las obras del Fondo Estatal de Inversión. Otros lugares donde se quiere implantar son León XIII o Madre Sacramento.

 

Ángel Giner, que acudió con sus hijos Pablo y Martín, de 7 y 4 años respectivamente, reclamó también más carriles bicis por el centro de la ciudad. "Por la ribera solemos ir con los chicos, pero no por las calles porque resulta peligroso para ellos", comentaba antes de hinchar los globos que luego atarían a los manillares.

 

El buen tiempo propició que los dos recorridos de la marcha, con salida común en la plaza del Pilar y llegada al colegio Hilarión Gimeno, resultaran un éxito. Los más pequeños, de menos de 8 años, tuvieron su parada en el parque del Tío Jorge, con juegos incluidos. Después de dos horas pedaleando bajo un sol de justicia, el mejor premio fue un buen botellín de agua fresca.

Etiquetas