Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

.

Rampa peligrosa junto a una residencia

Una vecina del barrio zaragozano de La Paz, Raquel Gan, critica el mal estado del entorno de la residencia de mayores Elías Martínez Santiago. El andador, muy utilizado para acceder al Paseo del Canal, tiene grietas y baches.

Rampa con grietas, junto a la residencia Elías Martínez
Rampa peligrosa junto a una residencia
RAQUEL GAN

Los vecinos del barrio de la Paz pueden disfrutar de nuevos parques y zonas ajardinadas en el entorno del Canal. Hace unos días, se inauguró la restauración del Barranco de la Muerte. En los últimos meses ha habido diversas actuaciones en los Pinares de Venecia. En 2008, se remodeló la prolongación del paseo Tierno Galván. Pero los vecinos se quejan de la falta de mantenimiento e, incluso, del peligro que suponen los desperfectos en algunos puntos.

 

Entre la calle de Consejo de Ciento (en la parte alta del barrio) y el Canal hay una zona ajardinada y una rampa para salvar el desnivel, junto a la nueva residencia de ancianos Elías Martínez Santiago. "La cuesta tiene baches y unas grietas enormes. Es un peligro y una irresponsabilidad que nadie se ocupe de reparar este andador", denuncia Raquel Gan García, vecina del barrio de la Paz.

 

La rampa discurre paralela a la valla de la residencia de ancianos, y une la calle de Consejo de Ciento y el Canal. "Es una zona muy transitada, sobre todo los fines de semana, tanto por mayores como por familias con niños que van a pasear por la orilla del Canal. El barrio es muy tranquilo y la zona del Canal está quedando muy bonita, pero es una pena que permitan que esto esté así", afirma Raquel, que tiene dos niñas pequeñas y pasa frecuentemente por aquí.

 

La residencia de ancianos está abierta desde el pasado 1 de diciembre, pero todavía no ha sido inaugurada oficialmente. Esta residencia pública se construyó gracias a la herencia de un ciudadano zaragozano, Elías Martínez Santiago, que falleció en 1998 sin herederos ni parientes cercanos y dejando una fortuna de más de 24 millones de euros. Se trata de la herencia más importante que ha tenido el Gobierno de Aragón. Las obras se han retrasado dos años.

 

La zona ajardinada entre la residencia, en Consejo de Ciento, y el Canal lleva un año acondicionada y los problemas con las grietas comenzaron hace varios meses. "Antes del verano, ya observamos desperfectos y grietas. Han pasado ocho meses y la situación va a peor. Es un terreno en desnivel y las grietas aumentan. Es una antigua zona de graveras, con suelo inestable", señala esta vecina.

 

Fuentes de Urbanismo explican que se trata de "un problema de asentamiento del terreno". La Confederación Hidrográfica del Ebro hizo esta obra para salvar las distintas cotas de altura y darle unidad a la zona verde. El Ayuntamiento ya se ha hecho cargo y hace seis meses reparó algunas grietas que habían surgido. "Se seguirá actuando hasta que termine de asentarse el terreno", afirman.

 

Raquel Gan también se queja del estado de un solar entre las calles de Consejo de Ciento y la Cuarta Avenida, a pocos metros de la residencia. "Han rehabilitado la zona de los pinares, pero aquí solo han puesto tierra. Podrían haberlo acondicionado o haber puesto juegos infantiles. Cuando llueve se convierte en un barrizal y por la noche se meten los coches", apunta.

Etiquetas