Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

INTERNET

Películas 'on-line', sin piratear... y caras

En internet existen paginas que no están amenazadas por la ley Sinde a pesar de ofrecer contenidos audiovisuales. Estas webs suben sus archivos legalmente, aunque, por ahora, sus altos precios y escasos catálogos les llevan a ser una opción poco escogidas por los internautas.

Películas 'on-line',  sin piratear... y caras
Películas 'on-line', sin piratear... y caras

¿Ha intentado alguna vez ver películas por internet subidas 'con todas las de la ley'? Aunque no son muy conocidos y resultan aún menos utilizados, existen en la red portales, de los que no se discute su legalidad, que ofrecen ver e, incluso, comprar filmes. Esta opción no acaba de cuajar en España, país considerado como uno de aquellos en que la piratería está más arraigada. Pero la discusión en torno a la ley Sinde ha vuelto muchas miradas hacia ellos, que no se encuentran amenazados por la normativa que promueve el Gobierno.

Pixbox ofrece al usuario tanto el alquiler como la compra de películas, aunque el gran 'pero' de esta página son sus precios, para un internauta como el español, nada acostumbrado a pasar por caja. Películas como 'Luna Nueva', la española '7 vírgenes' o 'Tormenta perfecta' tienen cada una un precio de 3 euros y las más recientes, como 'Eclipse', cuestan 4.

A esto hay que sumarle que el pago solo da derecho al visionado durante las siguientes 48 horas, sin posibilidad de descargarla en el ordenador. Si el usuario quiere adquirirla, los precios bailan según el filme. Hay desde películas a 3,99 euros ('Juana la Loca') a otras a 16 ('El teniente corrupto'). Además, la página tiene un sistema anticopia que evita que el usuario se la grabe en deuvedé.

La opción de los productores

Otra posibilidad es la de Filmotech, portal impulsado por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales y cofinanciada por el Ministerio de Cultura y el de Interior. Esta página es similar a la anterior y sus precios son más asequibles. Entre sus cientos de títulos están 'Lucía y el sexo', 'Los otros' o 'Abre los ojos' que cuestan 1,42 euros cada una, mientras que 'Traffic' y 'Crash' llegan a 2,02. El portal ofrece cuatro posibilidades de pago para verlas on-line: con tarjeta, SMS, llamada o a través de una cuenta 'paypal'. El 'pero' de esta web es la escasez de estrenos. Apenas hay novedades y de los dos últimos años, por ejemplo, solo hay diez películas.

En el mundo de la música, Spotify sirvió para poner en entredicho el sistema de cobro por copia. La plataforma sueca ofrece vía 'streaming' (sin necesidad de descarga) un catálogo casi ilimitado. El usuario puede elegir la opción gratuita, en la que recibe publicidad, o pagar una cuota de 9,99 euros al mes. Un modelo parecido pero de cine en casa es el de Netflix, en Estados Unidos. Esta empresa ofrece un catálogo casi ilimitado de películas 'on-line' por 7,99 dólares (6,08 euros) y tiene acuerdos con gigantes como Paramount Pictures o MGM. En diciembre saltó en la red el rumor de que entre los países de expansión que barajaba Netflix estaba España, aunque todo quedó en un globo sonda.

La española Filmin tiene un modelo parecido. Esta web se dedica a películas de autor y no comerciales. Además de servir cintas 'on-line' individualmente (a entre 1,95 y 2,95 euros cada una), ofrece un modelo de suscripción de 15 euros al mes, 30 al trimestre o 110 al año. Su única limitación es la escasez de títulos (557) y la 'rareza' del catálogo, lo que le resta posibilidades frente al gran público.

No son películas muy conocidas, pero Youtube también las ofrece de forma legal y gratuitas en Youtube. Se trata de filmes en su mayoría de los años 50 y 60 y están en inglés o español latinoamericano.

Etiquetas