Sociedad
Suscríbete por 1€

GUILLERMO GARCÍA BECERRIL, MISTER ESPAÑA

"Para llegar aquí, he trabajado duro y de una forma muy profesional"

Nacido en Zaragoza hace 23 años, con sus 1,90 metros y sus ojos marrones es el primer guapo aragonés que logra el título nacional. Irá al certamen Mundial en Corea.

Guillermo García, en la gala del sábado en Lanzarote
"Para llegar aquí, he trabajado duro y de una forma muy profesional"
HERALDO

"Trabajo muy duro y de una forma profesional durante el último año y medio, en la academia, en el gimnasio, haciendo desfiles...". Esta es la estrategia de la que ha echado mano el zaragozano Guillermo García Becerril para hacerse con el título de Míster España 2009. Cuando en la gala celebrada la noche del sábado en Lanzarote leyeron su nombre no podía creérselo, pero ayer, en medio de la vorágine de las horas siguientes a su coronación, ya empezaba a asimilar que "he convertido en realidad mi sueño, me lo había planteado como un reto personal y me he volcado en conseguirlo".

 

Al mismo tiempo, se ha convertido en el primer guapo aragonés de ambos sexos que se alza con el título nacional. "Sabía que tenía posibilidades de quedar en una buena posición, así me lo decían quienes me han apoyado y asesorado, pero lo tenía difícil porque nunca nadie de Zaragoza había sido elegido. También estoy muy orgulloso de haber sido pionero en mi comunidad autónoma".

 

Ha competido contra otros 51 candidatos al preciado título. Cree que la clave de su éxito ha sido "estar a la altura en todos los campos, en la pasarela, la coreografía, la entrevista personal y haber sido yo mismo todo el tiempo, además de un buen compañero". Por eso, a quienes no ven con buenos ojos los concursos de belleza les invita a "conocerlos por dentro, a ver todo el esfuerzo y la profesionalidad que hay detrás, no somos un trozo de carne".

 

A hacer los Madriles

En la capital aragonesa, Guillermo García trabaja como promotor comercial de prendas deportivas, después de estudiar un máster en ventas y mercadotecnia. También habla dos idiomas: inglés y francés.

 

Ya tenía pensando asentarse en la capital española para ampliar sus horizontes profesionales como modelo y probar suerte en el mundo de la pequeña pantalla. Convertirse en el nuevo rey de la belleza masculina en España va a dar un acelerón en sus proyectos. Tiene muy claros sus principales objetivos: "Había pedido una excedencia en el trabajo y tenía pensado trasladarme a Madrid. También estoy haciendo el papeleo para en enero poder empezar a prepararme como presentador de televisión en la misma escuela que mi antecesor, José Manuel Montalvo".

 

Su agenda está completa estos primeros días, aunque hoy todavía le quedará algo de tiempo para "pasear por la playa un rato" antes de aparecer el lunes en el programa matinal de Ana Rosa Quintana. Aunque le atrae el mundo televisivo, confiesa que nunca se ha sentido tentado por presentarse a un 'reality show' : "No soy demasiado partidario de este tipo de espectáculo televisivo, no me veo en ellos.

 

"Me veo resultón"

A pesar de su nueva situación, Montalvo se muestra como un chico sencillo y se define como una persona "sociable, cariñosa y muy familiar y detallista". "Soy un tío que creo que sabe estar en cualquier sitio y relacionarse bien con la gente", dice de sí mismo. No se ve "especialmente guapo, pero sí resultón". Con 16 años ya empezó a trabajar en la capital aragonesa con Agency Model.

 

Guillermo García tiene también la vista puesta en el certamen de Míster Mundo 2010 que se celebrará en abril en Corea. "Estamos hablando de palabras mayores, será imposible, pero iré con ilusión y me voy a seguir preparando con ganas", asegura.

 

Entre sus aficiones destaca viajar y practicar deportes, especialmente fútbol, y ha militado en un equipo de Tercera Regional. Como aficionado es del Real Zaragoza, "allí seguiré, aunque las cosas no nos vayan demasiado bien", y ayer no se perdió la batalla futbolera del Barça-Madrid. De su vida personal asegura que no tiene novia, aunque reconoce que en estos momentos hay "una persona especial" en su vida. Quienes sí son muy especiales para él son sus seres más cercanos. En la gala le acompañaron su madre y su hermana, "que me han apoyado desde el principio", y sus primeras palabras fueron para dedicarle el título a su padre, que no pudo compartir con él la velada.

Etiquetas