Despliega el menú
Sociedad

IGLESIA

Nuevo manto para la Virgen del Pilar

La Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País celebró ayer una misa en la basílica del Pilar para ofrecer a la patrona de la Hispanidad un manto bordado con el escudo de la organización

La Virgen del Pilar cuenta desde ayer con un nuevo manto, el ofrecido por la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País. El acto tuvo lugar a las 20.30 en la basílica catedral de Zaragoza, en el transcurso de una misa concelebrada por varios canónigos y presidida por Antero Hombría.

Entre los asistentes a la ceremonia destacaron los miembros de la Junta de Gobierno de la sociedad, con su director, Honorio Romero Herrero, y su vicedirectro, Fernando Vicente, a la cabeza, así como el diputado nacional por el PP Manuel Pizarro, el ex presidente de las Cortes de Aragón Emilio Eiroa y la presidenta editora de HERALDO, Pilar de Yarza, quien también forma parte de la junta de la sociedad. Asimismo, asistieron muchos de los socios de la misma y gran cantidad de amigos, simpatizantes y público en general, que no quisieron perderse la oportunidad de contemplar un acto de estas características.

José Ignacio Pascual de Quinto y de los Ríos, que no pudo asistir a la misa por motivos de salud, explicó ayer a este periódico que el fundamento de la entrega del manto a la Virgen era "honrar la memoria de los socios fallecidos en la Guerra de la Independencia", en un reconocimiento enclavado en los actos del Bicentenario de los Sitios de Zaragoza que se están celebrando a lo largo del año en la capital aragonesa.

Además, añadió Pascual de Quinto, "también se quiere recordar al resto de socios desaparecidos desde que se fundó la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, allá por el año 1776".

Verde y con hilos de oro

El manto ofrecido ayer a la Virgen del Pilar es de color verde bordado con hilo de oro, en cuyo centro destaca el escudo de la sociedad. Ha sido confeccionado por las Oblatas de Cristo Redentor, monjas de clausura que tienen su convento en la localidad navarra de Javier.

El encargo fue efectuado el pasado mes de enero y las religiosas concluyeron un trabajo "muy bueno y laborioso", en palabras de José Ignacio Pascual de Quinto, el 23 de abril, día de San Jorge. En el reverso del manto queda constancia de cuándo se realizó la labor y quién la llevó a cabo. Ayer, la Virgen lo lució en todo su esplendor.

Etiquetas