Sociedad
Suscríbete por 1€

EN LA ÚLTIMA

Ni un solo tul pero mucha ilusión

Una feria de bodas convoca un casting para elegir a la "pareja de novios perfecta".

Los besos abundaron en el casting para elegir a la pareja ideal para los organizadores de la feria Euronovios.
Ni un solo tul pero mucha ilusión
DIEGO GARCÍA

Laura y Ferdi se casan en mayo. Tienen elegida la finca y ella está dudando entre dos vestidos. Ayer aguardaban en un fila junto a otras parejas, sin tul pero con mucha ilusión, para salir al escenario y convencer a un jurado de que son "la pareja perfecta". Lo de ayer era una selección previa. Si salen elegidos en la final que se celebra el próximo fin de semana, dentro de la feria Euronovios, ganarán 6.000 euros, que invertirán, según contaban, en la luna de miel. Además, serán los protagonistas de la próxima campaña de esta feria de bodas. Laura y Ferdi tenían ilusión sí, pero también eran realistas: "No tenemos ni una oportunidad", afirmaban divertidos mientras miraban a la competencia, que iba desde parejas tan 'amateur' como ellos a otras que asomaban algo de plumero profesional en eso de los 'castings'. María Pilar, la madre de Laura, observaba desde lejos: "Llevan 10 años de novios, de los 16 a los 26, y, la verdad, han venido por las perras. ¡Pero mira qué Barbies hay! Mi hija es muy trabajadora, y muy simpática, pero le falta todo lo demás, es muy normalica", reconocía mientras miraba de reojo a una moza de escultórica melena rubia. Y atención, porque la tarde de Ferdi y Laura no acababa ayer con el casting: después tenían curso de preparación al matrimonio en la parroquia.

 

Un poco más tarde y con algo más de confianza ("Tenemos las mismas oportunidades que los demás", dijeron tras ojear alos rivales) llegaron Luis y Rita. Se casan el 22 de mayo, pero por esa distorsión del tiempo de la que hacen gala las parejas casaderas, la fecha les parece que está "a la vuelta de la esquina". Como, al parecer, seis meses en el mundo prenupcial es un suspiro, ya lo tienen todo, hasta el viaje de novios, que es a Tailandia, pero, claro, el dinerillo del concurso les vendría estupendo. Con paso firme y la complicidad que da un futuro a la vista de "contigo pan y cebolla", se besaron y posaron para un jurado compuesto por profesionales del mundo de las bodas que valoraban "la simpatía, el estilo y la belleza". Las pruebas, que se extendieron por un plazo de dos horas. incluían un pequeño desfile, un conato de vals y una entrevista que, como uno de los organizadores aclaró, no incluía preguntas sobre Rusia. Habrá que esperar al fin de semana que viene para saber cuál de todas esas parejas será para los organizadores de Euronovios la pareja del año. Mucha suerte. Y que vivan los novios.

Etiquetas