Despliega el menú
Sociedad

CON NOMBRE PROPIO

Nadia baila sola (y no quiere)

Ha puesto carteles por todo Zaragoza. Y nada, que no encuentra pareja... de baile. Tiene 13 años y muchas ganas de competir. ¿Alguien se apunta?

Nadia, con un traje de baile que no llegó a estrenar.
Nadia baila sola (y no quiere)
JUAN CARLOS ARCOS

Se busca chico de entre 14 y 16 años para convertirse en estrella de baile. No es broma. Si este anuncio fuera para un 'reality' de la tele, habría decenas de candidatos aguardando al castin. Sin embargo, el desconsolado ruego proviene de Nadia Maricovich, una zaragozana de 13 años, que lleva seis bailando y que ahora anda desparejada. Bueno, ahora, y desde hace ya casi un año. Y así es imposible poder competir, que es su sueño.

 

Así que su madre, ni corta ni perezosa, se ha lanzado a la calle y lleva meses, desde el pasado septiembre, pegando carteles por media ciudad: Romareda, Arrabal, Torrero, Delicias? Nada se le escapa a Pilar Velilla, que no quiere ver cómo el paso del tiempo desdibuja las ilusiones de su pequeña. Y llegará donde haga falta: no físicamente, que ya tiene toda Zaragoza recorrida, sino al ciberespacio. Ya ha escrito a 'España directo' y a Teté Delgado, jurado de 'Mira quién baila', para que animen a los chicos zaragozanos a ponerse a bailar.

 

Su entusiasmo es tal, que ha encabezado su mensaje, pegado en decenas de farolas, con un atrayente e impactante "Atención chicos". Y, en la última línea, concluye con "Verás cómo triunfamos". "Había que llamar la atención de alguna manera. Lo malo -explica Pilar- es que han llamado pocos y algunos, a hacer bromas a las 3 de la madrugada". Que ya es mala leche.

 

Da igual. Ni una ni otra cejarán en el empeño. Es más. Al pequeño de la casa, Álex, le pasó lo mismo el año pasado. Y, tras aparecer su historia en HERALDO, le salieron cuatro candidatas. Con una de ellas, Carlota, acabó bailando y, hace solo unos días, ganando una competición en Bilbao. Y eso que, cuando empezó, no estaba muy convencido. "Antes, los dos patinaban. Y los apunté a una escuela de baile como juego. Álex no quería, decía que no era para él? y ha acabado ganando campeonatos", cuenta la orgullosa madre.

 

"Tengo envidia sana de mi hermano", dice la pobre Nadia, a su lado. Y, ¿por qué no forman una pareja los dos? La madre lo explica: "No pueden, porque el chico tiene que ser mayor". "Pero no me desanimo -contesta Nadia-, hay que seguir". Y así está, yendo a entrenar viernes y sábados y con su profesor como improvisada pareja. Así, no extraña que declare, ansiosa: "Estoy dispuesta a encontrar a alguien que no sepa, enseñarle y esperarle". Y es que, como su madre apunta, esta afición requiere tiempo y ganas. "La fama cuesta, como decía la profesora de la serie", apunta Pilar.

 

Asiente la profesora Pilar Torcal, que da nombre, junto a Jan Möller, a la escuela a la que asisten los hermanos Maricovich desde Alfajarín, donde viven. Según la profesional, el baile deportivo y de competición, que abarca diez estilos, estándar y latinos, "no es solo pasar el rato; es una disciplina olímpica". Por el contrario, asegura que "se disfruta muchísimo". Sabe que la petición de Nadia es difícil, porque cuesta mucho encontrar pareja de baile, y más de 15 o 16 años. "Además -matiza-, formar a un dúo requiere mucho tiempo: tienen que compenetrarse, tener 'feeling', llevarse bien?". Pero confía en que lo logrará porque "baila mucho y bien y, además de buena alumna, es buena persona".

 

Con esas credenciales, da lástima oírle decir expresiones como "llevo un año en el paro". Aunque la cara le cambie cuando escucha la música. "Lo que más me gusta -confiesa- son los bailes latinos". Con estos dos danzantes en casa, en el hogar de los Maricovich-Velilla, está claro, solo se ven programas musicales. Que si 'Mira quién baila', que si 'Fama'? "No sé si se dedicarán de mayores, pero el gusanillo del baile lo llevan", dice Pilar. Una madre desesperada, como las de la tele, por buscarle a su hija de 13 años pareja? de baile.

Etiquetas