Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

Musicar, ritmo zaragozano en Madrid

El grupo de música cristiana, integrado por chicos y chicas de la parroquia de Santa Engracia de Zaragoza, está viviendo con intensidad este multitudinario encuentro de jóvenes católicos. A su actuación en la Plaza del Pilar de la capital aragonesa el pasado domingo, enmarcada dentro de los 'Días en la Diócesis', hay que sumar sus intervenciones en Madrid, el epicentro de la fe a lo largo de esta semana.

Nació con un espíritu claro, con un punto en el horizonte perfectamente definido. Su proyecto, lanzado en 2008 a tres años vista, tenía como objetivo preparar la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011 para, llegado el momento, sacarle el máximo provecho. Desde entonces, Sicar Zaragoza, el grupo de jóvenes de la parroquia de Santa Engracia, se ha ido superando, hasta llegar a crear un conjunto de música -Musicar-, grabar su propio disco y protagonizar varias actuaciones en torno al encuentro con el Papa.

Así, tras meses de preparación, ensayos y muchos nervios, el pasado domingo se subieron al escenario en la plaza del Pilar de Zaragoza, donde fueron aclamados por miles de peregrinos en lo que fue, hasta la fecha, su aparición más estelar. Sin embargo, tras este 'aperitivo', el martes se desplazaron a Madrid para vivir en primera persona, de principio a fin, la JMJ y, como no, dejar su nota musical ante jóvenes de todo el mundo.

El martes por la noche vibraron en el colegio Maristas del barrio de Chamberí, mientras que el jueves por la tarde tocaron en la Universidad Pontificia de Comillas para acompañar un rato de adoración. «Está siendo una experiencia maravillosa. No hay nada como poder compartir nuestra fe a través de la música», explicó satisfecho Pablo Soláns, líder del grupo, quien destacó «el largo camino seguido, con la misericordia de Dios, para llegar hasta aquí».

Y es que, según indica, «sin Su ayuda» no hubiera sido posible. «Hemos trabajado duro con Él, por Él y para Él. Ha estado ahí para darnos fuerza en los momentos de flaqueza», comentó Soláns, a la par que agradeció, antes de seguir dándole a la guitarra, los frutos de la preparación: «Si bien estos días están siendo impresionantes, no debemos olvidar que el período previo a la JMJ ha fortalecido nuestra fe de un modo determinante». «El esfuerzo ha merecido la pena, sin duda», puntualizó.

Jóvenes comprometidos

La evolución de Musicar, en constante ascenso desde su creación, radica en el esfuerzo de jóvenes comprometidos que, de manera desinteresada, dedican parte de su tiempo libre para ensayar, componer, tocar y, en definitiva, dar gloria a Dios.

María Gutiérrez, principal voz femenina, complementa a Pablo Soláns, mientras que Pedro Herrero, al tiempo que canta, toca la guitarra acústica. Asimismo, Jesús Bergua le da a la eléctrica. Tras ellos se sitúa Ignacio Guerrero, batería, que marca el ritmo, con Javi Pérez, bajista, produciendo los sonidos más graves de la escala general.

Por su parte, el coro, compuesto por Ramón Puig, Isabel Sanz, Valeria Hernández, Ceci Sousa, Javi Aguirre, Ricardo Gómez, Carolina Sebastián, Rebe de la Sierra, Marta Gutiérrez, Carlota Castillo y Verónica Mancebón, fortalece las canciones transmitiendo su alegría.

Cerca de 700 discos vendidos

A pesar de no ser la intención inicial, el buen hacer de estos jóvenes permitió contemplar la posibilidad de grabar un disco. Así, con la implicación de todos, en noviembre de 2010 nació 'Tienes mi disponibilidad', una obra de diez canciones que ha ayudado a financiar, con sus cerca de 700 ventas, el viaje de siete jóvenes de la Diócesis de Villarrica (Paraguay) a España.

«Estamos orgullos de haberles brindado la oportunidad de vivir la JMJ», explicó Pedro Herrero, coordinador general de Sicar, aunque, para ello, «se hayan tenido que sacar adelante otras iniciativas como conciertos y chocolates solidarios».

El propósito, a tenor de las palabras de Hernán Ramírez, uno de los paraguayos, se ha cumplido: «Hemos descubierto el amor de Dios en los corazones de cada uno de ellos». «Nos llevaremos lo aprendido para evangelizar en nuestro país», concluyó visiblemente emocionado.

Etiquetas