Despliega el menú
Sociedad

Multa de 1.500 euros por un error

Andrés Espiño, junto a otro vehículo de su empresa, muestra la multa que le pusieron el viernes.
Multa de 1.500 euros por un error
ESTHER CASAS

Andrés Espiño Mejuto guarda la multa que le puso el viernes la Policía Local por circular sin seguro obligatorio junto al recibo bancario que demuestra que está en vigor desde abril de este año. Al no llevar encima el justificante del pago y no aparecer tampoco en la base de datos de los vehículos asegurados, los agentes se vieron obligados a llamar a la grúa y a sancionarle con 1.500 euros.

Espiño, de 46 años, circulaba el viernes por la tarde por la calle del Coso, en Zaragoza, entre las plazas de España y San Miguel, cuando sufrió una avería. La Policía Local le ayudó a retirar la furgoneta para no obstaculizar el tráfico y le pidió la documentación. El problema vino cuando no encontró entre los papeles el recibo bancario que acreditase estar al corriente del pago del seguro. Para comprobarlo, los agentes pidieron a través de la emisora que les informasen de si figuraba en el fichero informático de los vehículos asegurados (Fiva). El resultado fue negativo, por lo que procedieron a inmovilizar la furgoneta y a imponerle la multa, tal y como confirmaron fuentes de la Policía Local.

"La verdad es que en ese momento se me generaron muchas dudas de si, efectivamente, tenía seguro o no". Sin embargo, "no daba crédito" porque "siempre estuve convencido de que había pagado la factura", de carácter anual. Una grúa se desplazó hasta el Coso y retiró la furgoneta. Él, que en esos momentos estaba trabajando, tuvo que coger un taxi para regresar a su empresa.

Dado que ya era viernes por la tarde, hasta el lunes no pudo llamar a su oficina bancaria, donde comprobaron que el recibo estaba pagado desde el 1 de abril de este año. Con el duplicado de la factura se puso en contacto con el servicio de asistencia jurídica de su compañía de seguros, donde le informaron de que tiene que pagar para recuperar la furgoneta y después reclamar. La misma respuesta obtuvo en el depósito municipal.

En total, y en previsión de que hoy mismo vaya a por su vehículo, debe abonar alrededor de 240 euros, tanto por el trabajo de la grúa como por el tiempo que ha estado depositado (a razón de 23 euros por día).

Desde el Ayuntamiento constataron que cuando un conductor contrata un seguro está obligado a llevar encima el recibo. La propia norma incluye que la compañía debe inscribirlo en las veinticuatro horas siguientes en el Fiva. En este caso concreto, al no figurar el pago del seguro en este fichero policial, los agentes actuaron como manda la ley. Si luego se demuestra que efectivamente el vehículo sí está asegurado, se dará la notificación y se procederá a anular la multa. Estas mismas fuentes oficiales confirmaron que "el no aparecer en esta base de datos no se debe a ningún error informático", por lo que el coste de retirar el coche del depósito lo debería asumir o bien el titular del vehículo o bien la compañía de seguros.

"Siento una gran impotencia"

Andrés Espiño afirma resignado que tendrá que adelantar el dinero para recuperar la furgoneta, puesto que este es el procedimiento legal, a pesar de que pone de manifiesto su total desacuerdo. Su crítica va un poco más allá. "Creo que el afán recaudatorio está alcanzando unas cotas insospechadas". De hecho, él ha querido hacer pública su denuncia para evidenciar su disgusto y "total impotencia".

"Si tuviera algo de tiempo libre -afirma- me plantearía incluso crear una plataforma ciudadana de posibles afectados por este tema. Creo que seríamos muchos los que podríamos formar parte de ella".

Según cuenta, en los últimos meses le han puesto varias multas por estacionar los vehículos de su empresa en doble fila, que "ya están pagadas". Tiene también varias sanciones pendientes por aparcar en zona azul sin el correspondiente justificante de pago. "El colmo -asegura- es la multa que me pusieron el domingo por parar diez minutos y sin molestar a nadie junto al Helios para descargar".

Etiquetas