Despliega el menú
Sociedad

DOS ACCIDENTES EN POCAS HORAS

Mueren tres hermanos bolivianos por un escape de monóxido de carbono

Se quedaron dormidos tras una fiesta para despedir al mayor de ellos, que tenía previsto regresar este miércoles a su país. Por otra parte, en La Coruña murieron dos hermanas octogenarias intoxicadas por el humo de un incendio en su vivienda.

Tres hermanos bolivianos han fallecido en Logroño por una intoxicación de monóxido de carbono tras celebrar una fiesta de despedida para el mayor de ellos, que tenía previsto regresar este jueves a Bolivia.

José Ismael Flores Camacho, de 56 años, era quien volvía a su país, que obtuvo un billete de avión gratuito con el programa de retorno voluntario del Ministerio de Asuntos Exteriores, según ha informado en rueda de prensa el concejal de Seguridad Ciudadana de Logroño, Atilano de la Fuente, tras regresar del lugar del suceso.

Ramber Flores Camacho, de 46 años, y Zenón Flores Camacho, de 41, originarios de la región boliviana de Santa Cruz, residían en la capital riojana desde hace siete u ocho años y, junto a su hermano mayor trabajaban como yesistas en el sector de la construcción.

Los tres fallecidos, que tienen otro hermano y una hermana en Logroño, vivían con otros familiares y estaban empadronados, respectivamente, en pisos situados en las calles Múgica, Ingeniero Lacierva y Pino y Amorena de Logroño, según el edil de Seguridad Ciudadana.

Para "celebrar" la despedida del hermano mayor, se juntaron anoche con otros parientes y amigos en una lonja en el paraje "El Raso" del barrio de Varea, situado en las afueras de Logroño, en una de las pocas zonas urbanas en las que aún se mantiene la actividad agrícola en numerosas huertas junto a la ribera del río Ebro.

Tras la fiesta, los asistentes se marcharon a sus domicilios, pero los tres hermanos permanecieron en el pabellón, protegidos de la fuerte helada que había en la calle, y al parecer, después se quedaron dormidos, según el concejal logroñés.

La bajera en la que los fallecidos guardaban herramientas de trabajo tenía un tabique separado de unos treinta centímetros del techo y, al otro lado, había un generador eléctrico del que ha emanado el monóxido de carbono que acabó con la vida de los tres inmigrantes.

Sobre las 07.30 horas un compañero de los fallecidos ha avisado al servicio de emergencias SOS Rioja, tras no obtener respuesta cuando les llamó por teléfono para ir a trabajar.

Al lugar han acudido dotaciones de la Policía Local y de Bomberos, que tuvieron que entrar con máscaras a la lonja al comprobar que había un fuerte olor a monóxido de carbono.

También se han desplazado los sanitarios del Servicio Riojano de Salud, que han intentado sin éxito reanimar a los fallecidos.

Tras la inspección del lugar por médicos forenses, un juez y agentes de la Policía Judicial, los tres cuerpos han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal de Logroño, donde les practicarán la autopsia en las próximas horas.

Una docena de familiares y amigos de los fallecidos han sido atendidos en el lugar del suceso por psicólogos del equipo de emergencias del Gobierno de La Rioja, según ha informado el director general de Política Interior del Gobierno de La Rioja, Miguel Sáinz.

 

Dos fallecidas en La Coruña

 

Por otro lado, dos hermanas octogenarias fallecieron en La Coruña como consecuencia de un incendio que se produjo en la vivienda en la que residían, situada en el número 112 de la Ronda de Outeiro.

Los bomberos recibieron un aviso a las 04.00 horas de la madrugada que alertaba de la salida de humo por debajo de la puerta de la vivienda 7ºG del edificio en el que vivían las dos mujeres, hermanas, cuyas identidades se corresponden con las iniciales A.C.R. y R.C.R., según informó el Ayuntamiento en un comunicado.

Hasta el lugar de los hechos se desplazó una ambulancia medicalizada del 061, que sólo pudo certificar el fallecimiento de las dos octogenarias, así como miembros del Cuerpo Nacional de Policía.

Por el momento la investigación sigue abierta, aunque los primeros indicios apuntan a que la causa del incendio pudo estar en un televisor que había en la salita de la vivienda, que afectó también a un sofá y a otro mueble de la estancia, no así el humo, que afectó a toda la vivienda y probablemente pudo ser la causa de los fallecimientos.

Etiquetas