Despliega el menú
Sociedad

SAN FERMÍN 2009

Muere un joven corneado en el cuello durante el cuarto encierro

Un joven corredor falleció este viernes como consecuencia de una cornada en el cuello durante el cuarto encierro de las fiestas de San Fermín. Se trata de Daniel Gimeno Romero, de 27 años, natural de Alcalá de Henares.

El joven ingresó en el centro sanitario con pronóstico muy grave y los médicos le tuvieron que practicar un masaje cardiaco. Según precisó a los medios el director de Urgencias del Hospital de Navarra, Fernando Boneta, el herido se encontraba inconsciente.

 

El corredor sufría una "herida por asta a nivel supraclavicular izquierdo" con "un trayecto descendente que afectaba al pulmón izquierdo más aorta y cava", según Boneta.

El mozo fue corneado en el tramo de Telefónica. Conducido al centro sanitario por los servicios de urgencia, ya desde el primer momento se calificó su estado como "muy grave" al encontrarse en parada cardiorrespiratoria.

El herido pasó directamente al quirófano para ser intervenido de sus lesiones aunque, al término de la operación, se informó de que su estado era "crítico" y después se anunció su fallecimiento, a las 8:45 horas.

Nada más enterarse de la noticia del fallecimiento, se ha trasladado al Hospital de Navarra la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, para interesarse por lo sucedido.

Peligroso encierro

 

El cuarto encierro de los Sanfermines 2009 ha dejado además tres mozos con heridas por asta y otros seis trasladados a los hospitales navarros con diversas lesiones.

Cuatro heridos en este encierro fueron trasladados y atendidos en los servicios de urgencias de este centro por traumatismos, uno craneal, otro auricular, otro en rodilla y hombro y otro corredor, un estadounidense de 61 años de Texas, que presentaba un traumatismo torácico lumbar, que ha resultado herido en el tramo de Mercaderes y se encuentra en la UCI.

Al hospital Virgen del Camino han sido conducidos los otros tres corneados, aunque ninguno está grave, y otras dos personas han sido atendidas por traumatismos diversos, una con una fractura de dedo en Santo Domingo y otra con policontusiones leves en el callejón.

Uno de los corneados, un argentino de 24 años, ha recibido un puntazo en el abdomen en el tramo de Mercaderes y presenta una herida en el hemitórax izquierdo de pronóstico reservado, otro ha sido corneado en un muslo y un tercero, también con un puntazo en el muslo, que ha sido cogido en el callejón de la Plaza de Toros.

Un toro colorado de la ganadería de Jandilla protagonizó los momentos de mayor peligro y emoción en el cuarto encierro de los Sanfermines de 2009, el más largo y arriesgado de todas las fiestas.

El toro colorado, 'Capuchino', comenzó muy fuerte la carrera y ya en la cuesta de Santo Domingo se adelantó al resto de sus hermanos y arrolló con sus astas al menos a dos jóvenes en este tramo. Además, en la plaza del Ayuntamiento embistió a tres corredores en el vallado y tras entretenerse con ellos fue adelantado por la manada.

Desde este punto, 'Capuchino' realizó todo el encierro en solitario. Le costó un total de 4 minutos y 30 segundos llegar a los chiqueros de la plaza, embistió a mozos en Mercaderes y en la bajada al callejón, se dio la vuelta varias veces antes de entrar a la plaza, y obligó a los pastores a esforzarse al máximo para conducirlo hasta los chiqueros.

La carrera comenzó puntual, a las ocho de la mañana como todos los días. A diferencia de los tres encierros anteriores, en los que los cabestros guiaron a los toros prácticamente hasta la plaza, los Jandilla empezaron a tomar pronto la cabeza. Un toro negro y el colorado llevaban un ritmo muy veloz y comenzaron a situarse delante de la manada.

Sin duda, quien más se destacó fue 'Capuchino', que ya en la plaza Consistorial embistió a los tres primeros mozos. El resto de sus hermanos siguieron camino a la plaza y en su trayecto permitieron bonitas carreras a los mozos en la calle Estafeta, al ir abriendo huecos a lo largo de la calle.

Por su parte, el toro colorado reemprendía la marcha por la calle Mercaderes, donde presumiblemente empitonó a otro mozo. Siguió su trayecto hasta que llegó a la bajada del callejón, donde se detuvo y provocó los momentos de mayor peligro para los mozos. De hecho, se dirigió a un corredor que se encontraba en el vallado, lo embistió y lo llevó hasta el centro de la calle, donde se cebó con él hasta que pudo ser distraído por otros mozos.

Sin embargo, el toro seguía sin entrar en la plaza y volvía a embestir al vallado, especialmente a la parte izquierda. Los pastores se esforzaban para reconducir al astado, pero éste no atendía a sus llamadas y seguía a ritmo pausado y girándose continuamente.

Finalmente, el toro siguió a los mozos que le guiaban al interior de la plaza y en el propio coso costó a los dobladores más de lo habitual seguir guiando al animal hasta los chiquieros, donde finalmente entró a los 4 minutos y 30 segundos de haber iniciado la carrera.

Los seis toros serán lidiados esta tarde a partir de las 18.30 horas en la plaza de toros por los diestros El Fandi, Matías Tejela y Rubén Pinar.

 

Más información sobre las fiestas de Pamplona en www.fiestasdesanfermin.com

Etiquetas