Despliega el menú
Sociedad

CONSUMO

Morirse en Zaragoza cuesta 2.004 euros

El precio medio de un funeral modesto asciende a 2.004 euros (superior a la media nacional de 1.978 euros), aunque se ha constatado que la diferencia entre la más cara y la más barata por idéntico servicio (el más económico) puede llegar a los 1.274 euros.

El funeral más económico en Zaragoza cuesta una media de 2.000 euros y la diferencia del precio por el mismo servicio entre la funeraria más cara (2.635 euros) y la más barata (1.360 euros) de las seis estudiadas en la provincia asciende a 1.274 euros.

Así se desprenden en el estudio realizado por la revista Consumer Eroski sobre las tarifas de un centenar de funerarias en 18 provincias de todo el país.

La entidad ha estudiado el funeral más económico en cada empresa de pompas fúnebres, que incluye el féretro más barato, el acondicionamiento sanitario del cadáver, su traslado en coche fúnebre (dentro de la misma localidad), el servicio religioso más común, una corona de flores modesta, los gastos de gestión y tramitación del expediente, el certificado de defunción, la tasa de inhumación (enterramiento) o cremación (incineración).

En este coste de los sepelios no se ha incluido el de la concesión temporal de un nicho o sepultura en un cementerio, donde la oferta es tan diversa y las tasas municipales tan dispares, que la comparación en términos homologables resultó inviable, según señalan fuentes de la revista.

Más que la media nacional

En el caso de Zaragoza, el precio medio de un funeral modesto asciende a 2.004 euros (superior a la media nacional de 1.978 euros), aunque se ha constatado que la diferencia entre la más cara y la más barata por idéntico servicio (el más económico) puede llegar a los 1.274 euros.

Si se realiza un desglose del coste de los elementos incluidos en el servicio, el 37% del importe se destina a la compra del féretro (797 euros, muy por encima de los 660 de media del informe en este apartado) y el 14% en el alquiler de salas para velar al difunto en el tanatorio (276 euros).

La publicación de una esquela en uno de los dos diarios con mayor tirada de la provincia (186 euros), el acondicionamiento sanitario del cadáver (81 euros) y el oficio religioso (64 euros) se llevan casi el 17%.

A estos se suman los gastos de gestión (223 euros) del funeral, alquilar un coche fúnebre (175 euros) y comprar una corona de flores (150 euros).

El coste de las tres prestaciones supera la media del estudio, en especial, los gastos de gestión, que son los más caros del informe (la media es de 132 euros).

Los extras

En el caso de servicios extras, Zaragoza también presenta el coste medio más oneroso del estudio ya que un servicio de capilla ardiente asciende a 300 euros (68 euros de media en las otras ciudades) y por el de una mesa de firmas cobran 50 euros de media (la global es de 43 euros).

Entre el ataúd más caro y el más barato que ofrecían las funerarias visitadas (en todos los casos el más económico de la empresa), la diferencia asciende a 856 euros y a 283 los costes de los gastos de gestión.

Por los oficios religiosos no hay diferencia alguna de coste y se cobra 64 euros.

La tasa de inhumación en la provincia de Zaragoza implica el pago de 49 euros de media (entre las más baratas del país), muy por debajo de la media global del estudio (141 euros), y también muy alejada de tarifas más caras como las de Madrid (271 euros), y Málaga y Guipúzcoa (cerca de 250 euros).

Si, en lugar de un entierro, se opta por la incineración, el coste medio del servicio (incluyendo la urna) es de 400 euros (70 menos que la media del estudio).

Etiquetas