Despliega el menú
Sociedad

AGUA

Montilla insiste en el trasvase del Segre mientras el Gobierno no ofrezca soluciones "reales"

El consejero de Medio Ambiente y Vivienda, Francesc Baltasar, recalcó que la propuesta más "viable" hasta ahora es la aportación de agua del Segre.

El presidente catalán, José Montilla, no acepta que el Gobierno central "cierre la puerta" al trasvase temporal del Segre si no ofrece otras alternativas que sean "reales" y factibles para evitar la sequía en octubre, a la vez que considera una "broma de mal gusto" la propuesta de CiU de trasvase del Ródano.

Montilla, que aspira a un acuerdo "en los próximos días", ha hecho estas afirmaciones en Casablanca, en su segunda jornada en Marruecos, después de que ayer José Luis Rodríguez Zapatero se comprometiese ante CiU a evaluar el trasvase del Ródano como medida "a largo plazo" para resolver la "gravísima sequía" que padece Cataluña.

Por su parte, el conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, que ha comparecido en el Parlament, ha asegurado no conocer los proyectos para hacer frente a la sequía que baraja el Gobierno central, al que ha exigido soluciones que, como el trasvase del Segre, que rechaza el Ejecutivo, sean desmontables y "viables en el tiempo".

Desde Casablanca, Montilla ha hecho referencia a la solución del Gobierno de trasvasar agua del Ebro a Barcelona a través de una tubería de unos setenta kilómetros de longitud que uniría Tarragona y Abrera por la mediana de la autopista AP-7.

El presidente catalán cree que esta obra no llegaría a tiempo y ha afirmado: "Las soluciones deben de ser para el mes de octubre y si no son para el mes de octubre, no sirven".

"Es una de las opciones que se está estudiando y a lo largo de los próximos días encontraremos una solución adecuada", ha añadido Montilla, que ha explicado que su gobierno está abierto a otras propuestas aunque "estas nuevas alternativas, que el gobierno también ha estudiado, tienen un problema: el plazo de la obra".

El conseller Francesc Baltasar también ha hecho referencia a esta propuesta del Ejecutivo, de la que, según ha afirmado, ha tenido conocimiento a través de los medios de comunicación, ya que el Gobierno, ha dicho, no ha planteado formalmente a la Generalitat ninguna propuesta alternativa al trasvase del Segre.

Ha recordado, en este sentido, que un gobierno "no administra ni dirige en base a conjeturas ni artículos periodísticos" y que la Generalitat sólo se pronunciará sobre las medidas planteadas por el Ejecutivo cuando conozca formalmente esta u otras propuestas.

En cualquier caso, Baltasar ha exigido al Gobierno central que aporte soluciones alternativas al Segre que sean desmontables y "viables en el tiempo", para que entren en funcionamiento antes del próximo otoño, cuando está previsto que se produzcan cortes de agua en el suministro doméstico del área metropolitana de Barcelona.

"El día que nos llegue la propuesta del Gobierno la estudiaremos claramente. Plantearemos que sea una solución viable, para que esté en funcionamiento en otoño, reversible en su aplicación y que no genere un problema mayor a la solución", ha explicado Baltasar, que también ha exigido un análisis "claro" de los costes de la obra y una "determinación precisa del origen del agua".

Tanto Montilla como Baltasar han criticado que CiU proponga ahora el trasvase del Ródano, cuando lo que necesita Cataluña son soluciones urgentes para hacer frente a la sequía.

"No es una propuesta, ni tan sólo una contrapropuesta, ni una solución para el mes de octubre. Es una broma de mal gusto. No hacer propuestas realizables para octubre es un flaco favor al país", ha subrayado Montilla.

Los grupos que apoyan al gobierno catalán han respaldado en el Parlament al conseller de Medio Ambiente por su gestión de la sequía en Cataluña, si bien ERC ha insistido en su oposición al trasvase del Segre.

Etiquetas