Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

IGLESIA

Milán será la sede del VII Encuentro Mundial de las Familias

El Papa Benedicto XVI resaltó el valor de la familia en la sociedad en un mensaje desde El Vaticano en directo vía satélite al final de una misa celebrada en la Basílica de la Virgen de Guadalupe, en la capital mexicana, en la clausura del VI Encuentro Mundial de las Familias.

La imagen del Sumo Pontífice fue presentada en pantallas gigantes instaladas en el atrio de la Basílica, donde miles de feligreses gritaron: "Se ve, se siente, el Papa está presente".

Benedicto XVI siguió la misa desde un salón de El Vaticano, ya que no pudo acudir en persona al Encuentro debido a que la altura de Ciudad de México (unos 2.200 metros sobre el nivel del mar) podía resultar perjudicial para su salud. "Los mexicanos saben bien que están muy cerca del corazón del Papa", aseguró el Pontífice, lo que arrancó emocionados aplausos de los casi 12.000 fieles reunidos en el atrio de Las Américas, de la Basílica de Guadalupe, sobre el cerro del Tepeyac.

El Papa indicó que a pesar de no haber podido acudir en persona, ha seguido de cerca el encuentro y ha participado, sobre todo, orando.

"Hoy, a través de los medios de comunicación, he peregrinado espiritualmente hasta ese santuario mariano, corazón de México y de toda América, para confiar a nuestra señora de Guadalupe a todas las familias del mundo", indicó.

Agregó que en México, donde el 90 por ciento de su población se dice católica, "el Evangelio ha arraigado profundamente, forjando sus tradiciones, su cultura y la identidad de sus nobles gentes".

El Sumo Pontífice dijo que "la familia es un fundamento indispensable para la sociedad y los pueblos, así como un bien insustituible para los hijos".

Concretó que se refería a "la familia fundada en el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer", ya que sólo ese "es el ámbito donde el hombre puede nacer con dignidad, crecer y desarrollarse de un modo integral".

El Papa pidió especialmente por las familias numerosas y por las que sufren pobreza, enfermedad, marginación, emigración y persecución por su fe.

 

Al finalizar la celebración anunció que la sede del VII Encuentro Mundial de las Familias será Milán, Italia, en 2012 y que tratará sobre la familia, el trabajo y la fiesta.

La Misa que clausuró el VI Encuentro Mundial de las Familias estuvo presidida por el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, el presidente del Consejo Pontificio para las Familias, el cardenal italiano Ennio Antonelli, y el cardenal mexicano Norberto Rivera.

El servicio religioso se ofició en su mayoría en latín, aunque también hubo partes en español, en inglés, en italiano, en portugués, en francés, en tagalog, en swahili, en árabe, en alemán y en polaco.

En la transmisión por la televisión local fueron presentadas imágenes en directo del Papa escuchando desde Roma la misa. "Padres, sean generosos con sus hijos sin ser permisivos, sean exigentes sin ser duros, sean claros y no se contradigan, (...) sean coherentes con sus hijos" para que tengan una personalidad madura, dijo Bertone durante la homilía, en presencia de 20 cardenales, mil obispos y cientos de sacerdotes.

"Para la formación de los valores humanos y cristianos se requiere la familia fundada en el matrimonio monógamo y abierto a la vida, una familia unida y estable", señaló el secretario de Estado del Vaticano.

En la ceremonia las parejas casadas presentes renovaron sus votos y su compromiso matrimonial.

Bertone se reunió el sábado con el presidente mexicano, Felipe Calderón, quien reiteró su invitación para que el Papa visite México, como hizo en varias ocasiones su antecesor Juan Pablo II.

Bertone también exhortó a los Estados a promover leyes que promuevan el fortalecimiento y la protección de las formas genuinas de la familia y no legitimar uniones sustitutas.

Todas las intervenciones del Encuentro destacaron que la familia es la célula fundamental para la sociedad y que está formada por "esposo y esposa, padre y madre, hijo o hija, hermana y hermano", por lo que no debe confundirse con "otras formas de convivencia".

 

Durante el encuentro participaron expertos de diversos países que hablaron de los problemas que enfrenta la familia en todos los aspectos, sociológicos, psicológicos, económicos y su enfoque en los medios, entre otros.

Etiquetas