Despliega el menú
Sociedad

ELLOS MISMOS REALIZABAN LOS VÍDEOS

Metro de Madrid despide a tres vigilantes grabados con móvil cuando agredían a pasajeros sin billete

Los hechos, ocurridos el año pasado, provocaron también la expulsión de los implicados de la empresa de seguridad.

Los hechos sucedieron el verano pasado, pero hasta ahora no habían salido a la luz. Tres vigilantes de Metro de Madrid fueron grabados con un teléfono móvil mientras pegaban a pasajeros que carecían del billete. La gerencia del suburbano madrileño subrayó que los tres hombres implicados fueron despedidos en cuanto se conocieron los hechos no sólo de su labor en el Metro, sino también de la empresa Prosegur, quien también se encargó desde un primer momento de las investigaciones.

Los vídeos de la polémica fueron adelantados este martes por la edición digital del diario 'El País', y en ellos se podía ver a varios empleados de seguridad abofeteando a usuarios sin billetes entre risas e insultos. "`Venga, a tomar por culo ya, a la calle! *Subo y te doy otro palo?", llega a amenazar uno de los protagonistas, según informaciones recogidas por otr/press. Las escenas quedaron guardadas gracias a un teléfono móvil y, de hecho, uno de los vigilantes llega a jactarse de que "está grabado todo".

El vídeo tiene fecha de febrero del año pasado, aunque esto no confirma que haya sido grabado esa misma fecha. De momento, lo único que se sabe a ciencia cierta es que las imágenes llegaron a Prosegur de forma anónima a principios del pasado agosto, según confirmó el gerente de Seguridad de Metro de Madrid, Javier García. A continuación, la empresa de seguridad concesionaria las remitió al suburbano. "En coordinación con la compañía, estas personas dejaron de prestar servicios en Metro, y además causaron bajo en su empresa", añadió.

No existen denuncias ni quejas por los hechos registrados, ni se conoce la identidad de las víctimas de los malos tratos. También se hace muy difícil determinar las estaciones en que se produjeron los incidentes, ya que en las imágenes tan sólo aparecen paredes y escaleras, y de ellas sólo se puede deducir que pertenecen a las líneas 1, 6 ó 11, donde presta servicio Prosegur. No obstante, según García, "en estos casos la investigación la hace la compañía de seguridad, porque tiene relación con los trabajadores y son ellos como relación mercantil los que tratan directamente con los empleados".

"TOLERANCIA CERO"

El responsable de seguridad de Metro recalcó que se trata de "hechos absolutamente aislados", contrarios a la política de calidad defendida por la empresa. "En estos casos, tolerancia cero, en el momento que nos enteramos las erradicamos absolutamente", apuntó, consciente de la dificultad de controlar de forma personal a los alrededor de 2.000 vigilantes que trabajan en el suburbano y que, para más señas, trabajan en seis empresas distintas.

En este sentido, García afirmó que Metro realiza controles de calidad de los servicios, así como jornadas de formación continua cada dos semanas para los mandos intermedios de las compañías, que quedan encargados de trasladar las informaciones a todo el personal. "Nuestros ejes principales son tolerancia cero sobre este tipo de acciones y que cualquier actitud se haga con el consiguiente respeto a la legislación vigente", agregó.

Etiquetas