Despliega el menú
Sociedad

Mañana de retrasos y cancelaciones en Barajas

La nieve, el hielo y la niebla, que afectan esta mañana la operatividad de Barajas, han provocado la cancelación de 137 vuelos hasta las 12.00 y retrasos generalizados que en salidas alcanzan una media de dos horas y de cuatro en llegadas, según fuentes aeroportuarias.

AENA ha detallado que desde las 7.50 están activados los procedimientos de baja visibilidad en plataforma debido a la niebla y Barajas opera en dos de sus cuatro pistas y un vuelo procedente de Oporto ha sido desviado a otro aeropuerto.

El ente público ha recordado que los aviones tienen que pasar por los puntos de deshielo antes de despegar, una operación que puede durar hasta una hora en aviones grandes y veinte minutos en pequeños.

Hasta las 12.00, en Barajas se habían operado 161 de los 1.220 vuelos programados para este lunes, según AENA.

Varias compañías consultadas han coincidido en señalar que el aeropuerto madrileño opera al "10% de su capacidad" y han detallado que este mediodía se habían impuesto regulaciones que habían limitado a 15 el número de aterrizajes y despegues permitidos a la hora, cuando un día normal la cifra es de 48 en ambos casos.

Iberia, que hoy tenía programados en Barajas 744 movimientos ya ha anulado 90, mientras que Spanair, con una programación de 90 vuelos ha cancelado 14; Easyjet 1 y Air Europa no tiene ninguna cancelación, pero si numerosos retrasos.

Está previsto que a las 13.30 lleguen a Barcelona en un avión de Vueling unos 60 viajeros de Air Europa del vuelo 2009, previsto para las 21.40 de ayer y cancelado por el temporal.

Fuentes de la compañía explicaron que los pasajeros fueron trasladados a hoteles y se habilitó un avión para que viajaran a las 11.00 de hoy, que también tuvo que ser anulado por los problemas operativos que causaron la nieve y el hielo.

Los viajeros han criticado la falta de información de la compañía y han asegurado que habían dormido en la terminal, sin que entre las 2.00 y las 5.00 nadie les dijera nada.

En señal de protesta, esta mañana bloquearon la puerta de embarque de otro vuelo, por lo que agentes de la Guardia Civil y vigilantes de seguridad del aeropuerto se personaron en el lugar del incidente.

También partirán hacia Buenos Aires a las 14.00 los pasajeros de Aerolíneas Argentinas del vuelo de las 22.30 de ayer, que estuvieron embarcados cuatro horas en el avión, de donde regresaron a la terminal y de ahí a un hotel en Barajas porque el vuelo fue cancelado ya que "la tripulación se había pasado de horas".

Los mostradores de atención al cliente de las aerolíneas registran largas colas de viajeros a los que se les ha cancelado el vuelo y esperan un cambio de billete.

Más de dos centenares de personas aguardaban ante las oficinas de Ryanair, entre ellas una pasajera del vuelo anulado a Santiago de las 9.25, que criticó "la mala organización y la falta de personal".

Relató que llevaba cuatro horas en la fila y aún no había alcanzado el mostrador de información.

Una espera que también se les hacía eterna a cientos de viajeros en la terminal 4, que expresaban "grandes dudas de lograr volar hoy".

A una pasajera de Lufthansa a Múnich de las 12.20 le habían cambiado el billete para mañana, martes, lo que comentaba con alegría porque, según dijo, a otros compañeros de vuelo "minutos después les han empezado a dar pasajes para el miércoles".

Las compañías prevén que la situación se siga complicando a lo largo del día debido a los problemas que las rotaciones de aviones y tripulaciones originan en su programación.

Etiquetas