Despliega el menú
Sociedad

NAUFRAGIO

Los náufragos del "Saulo" habían salido a la aventura sin conocer la ruta

Los dos náufragos del "Saulo", rescatados por un mercante a 160 millas al sur de Tenerife tras quedar a la deriva en su ruta desde Cádiz a Canarias, salieron a la "aventura", pues, para llegar a las islas, pedían a los pesqueros que les guiaran, informó la Guardia Civil.

Los náufragos, José Quevedo, de 61 años, y Cristo Herrera, prestarán declaración el próximo lunes ante la Guardia Civil para esclarecer lo ocurrido y poder concluir las diligencias abiertas por el Juzgado de Guía (Gran Canaria), que investiga la desaparición de ambos desde mediados de marzo, tras ser denunciada por un hijo de Quevedo.

La desaparición fue denunciada después de que el pasado día 13 la familia perdiera la comunicación a través del teléfono móvil, pues, tanto el de Quevedo como el de Herrera, fueron robados en unos de los puertos marroquíes donde recalaron, según han señalado a la Guardia Civil.

El robo de los teléfonos móviles explica el hecho de que en la última llamada entre la familia y Quevedo, propietario del barco, se escucharan palabras en árabe, que dieron pie a los familiares a sospechar que la desaparición se trataba de un secuestro.

El "Saulo" quedó a la deriva después de fallar la electricidad y el motor y, pese a que lanzaron bengalas, nadie les auxilió en medio del Océano Atlántico hasta este viernes, que fueron rescatados por el mercante "Poutouremon" con síntomas de deshidratación tras pasar ocho días sin beber agua, según han declarado.

Los dos tripulantes, que fueron trasladados en un helicóptero de Salvamento Marítimo hasta el Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, se sienten muy "cansados" y por ello han solicitado retrasar su declaración hasta el próximo lunes, donde lo harán a primera hora de la mañana en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil en la capital grancanaria.

El barco de recreo para pesca, de 10 metros de eslora, fue adquirido en Alicante por Quevedo, quien contrató al capitán de navío Cristo Herrera para trasladarlo hasta Gran Canaria, adonde se dirige arrastrado por un buque de Salvamento Marítimo hasta el Puerto de La Luz y de Las Palmas.

El "Saulo" repostó combustible en el puerto de Barbate el pasado día 11 de marzo y días antes, el 3 de marzo, fue hallado varado por la Guardia Civil en la playa de Zahara de los Atunes, a tres millas del citado puerto gaditano, que comprobó que carecía de requisitos y autorización para efectuar la travesía al archipiélago.

Etiquetas