Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

ÉXITO EN LA REPOBLACIÓN

Los lobos vuelven al viejo continente tras siglos de extinción

La desaparición de osos y linces y la erradicación de la rabia favorecen que haya más cánidos en la zona

Por primera vez en siglos vuelven a escucharse aullidos de lobos en los nuevamente exuberantes bosques del centro de Europa, como en determinadas zonas del este de Alemania. "Es cuestión de tiempo que los lobos vuelvan a habitar todo el norte del país en su imparable expansión hacia el oeste del continente", señaló Josef Reichholf, investigador y académico de la Universidad de Múnich. "El norte de Alemania es un hábitat perfecto para los lobos -explicó el biólogo-, porque hay vastas áreas de bosque cerrado y muchos lagos".

La población de lobos crece y se extiende hacia Europa occidental porque los enemigos naturales que expulsaron a los lobos hace tiempo prácticamente han dejado de existir. Según el experto, al desaparecer los osos y los linces aumentó la cantidad de zorros, que sin esos enemigos se afianzaron como el carnívoro cuadrúpedo dominante en Europa central.

Y el aumento de los zorros en Europa occidental hace a su vez crecer el número de lobos, ya que para ellos sus parientes de pelaje vistoso son un codiciado bocado, sobre todo cuando son de tierna edad.

No es menor la contribución a la multiplicación de estas especies la erradicación de la rabia, hasta hace décadas el principal enemigo biológico de los cánidos.

España, en segundo lugar

El de lobos y zorros es el primero de una serie de regresos de especies de vida silvestre que no se ven desde la Edad Media, dijo el biólogo. "Nutrias y mapaches ya están bien establecidos, y los alces también avanzan hacia el oeste de la República Checa, donde ya son comunes", sostuvo.

En 2007, España contaba con una población de 2.500 lobos, la segunda mayor de Europa por detrás de Rumanía (4.000 ejemplares), según un informe europeo sobre Medioambiente hecho público el año pasado.

Etiquetas