Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

RELIGIÓN

Los ingresos de la Iglesia a través del IRPF aumentan en 11 millones a pesar de la crisis

La recaudación del último ejercicio fiscal ascendió a 252 millones. La Iglesia española se mantiene inmune ante la crisis. Al menos es lo que se desprende de los datos del último ejercicio fiscal.

Los declarantes le dieron a la institución 11 millones más que en el ejercicio de 2009 (correspondiente al IRPF de 2008), lo que significa que la recaudación ascendió a 252.682.547 euros, según anunció este miércoles el portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñor Juan Antonio Martínez Camino. Esta subida se produce por segundo año consecutivo, en coincidencia con el pacto entre el Gobierno y la Iglesia para cambiar el coeficiente en las declaraciones. Éste paso a ser del 0,7% y fue acompañado de la eliminación de la exención del IVA para las instituciones de la Iglesia.

De esta manera, la CEE dio un salto cuantitativo en sus ingresos, que sólo proceden de la Agencia Tributaria. De 150 millones en 2007, pasó a algo más de 240 millones en 2008 y 252 en 2009. Este incremento, además del aumento del porcentaje, se debe a "muchos" factores, entre ellos la publicidad y la confianza en la institución. "Hemos explicado en las campañas de comunicación lo que hace la Iglesia y eso ha gustado", destacó Martínez Camino. No obstante, este aumento se terminará con la declaración de 2010. La recaudación será menor por la merma de los ingresos de los contribuyentes.

Además de los ingresos, el número de declarantes que decidieron marcar la casilla para destinar el 0,7% aumentó en 237.143 personas, para conformar una cifra que supera los siete millones de personas. En el ejercicio anterior el número de declaraciones a favor de la Iglesia había sido de 6,9 millones. En tan sólo dos años, se ha producido un aumento de 711.975. No obstante, el portavoz de Conferencia Episcopal recalcó que gran parte de las declaraciones son conjuntas, lo que hace estimar que "en la pasada primavera, nueve millones de contribuyentes asignaron a favor de la Iglesia Católica".

"Marcar la casilla no cuesta nada y, sin embargo, rinde mucho", recalcó Martínez Camino, quien transmitió el agradecimiento de la Conferencia Episcopal a los contribuyentes, sobre todo "a quienes lo han hecho por primera vez o han vuelto a hacerlo". Asimismo recordó "otras formas de colaboración" al sostenimiento de la Iglesia, como son las colectas o las suscripciones. "Continuarán siendo absolutamente indispensables", recalcó el obispo auxiliar de Madrid.

Etiquetas