Despliega el menú
Sociedad

DESAPARICIÓN

Los huesos encontrados en el lago donde buscan a Madeleine son de un animal

El miércoles creció la expectación ante el hallazgo de un calcetín blanco de niña, unas cuerdas y unos sacos de plástico. La tensión llegó al máximo cuando el viernes apareció otro saco, a nueve metros de profundidad y junto a otro abierto, y en su interior se hallaron huesos de pequeño tamaño.

Todo quedó en una falsa alarma. Los huesos hallados en un saco de plástico en el pantano de Arade, donde una investigación privada busca a la desaparecida Madeleine McCann, finalmente pertenecen a un animal, según ha confirmado la Policía Judicial a algunos medios portugueses. Desde el pasado lunes, un equipo de buceadores busca a la niña británica desaparecida en el Algarve portugués el 3 de mayo, en una investigación privada promovida y financiada por el abogado de derechos humanos Marcos Aragao Correia y la empresa "Sociedad Portuguesa de Ingeniería y Construcción".

 

El miércoles creció la expectación ante el hallazgo de un calcetín blanco de niña, unas cuerdas y unos sacos de plástico. La tensión llegó al máximo cuando el viernes apareció otro saco, a nueve metros de profundidad y junto a otro abierto, y en su interior se hallaron huesos de pequeño tamaño. La Policía Judicial portuguesa advierte ahora de que se trata de huesos de animal, que fue lanzado al pantano con la intención de ahogarlo, una práctica habitual con perros y gatos, según fuentes policiales.

 

Aragao Correia informó de que la investigación -la segunda que realiza y financia él mismo en el lugar- ha concluído por el momento por falta de medios y ha indicado que en esta ocasión también se ha hallado una piedra atada con varios nudos a una cuerda que, a su parecer, podría haber sido utilizada para hundir el cuerpo de la niña. El abogado dice tener la "profunda convicción" de que Madeleine está en el fondo del pantano. Los padres de la niña, Kate y Gerry McCann, no dan crédito a esta teoría porque creen que su hija puede estar con vida, y de hecho no hacen ninguna alusión al respecto en el blog en el que escribe con asiduidad el padre de Madeleine.

Etiquetas