Despliega el menú
Sociedad

UN 6% LO HA PRACTICADO ESTE ÚLTIMO AÑO

Los españoles visitan los prostíbulos con más asiduidad que sus vecinos europeos

Según un estudio del Instituto de Salud Carlos III, el porcentaje es mucho más elevado que el del resto de países desarrollados. El 95 por ciento de los encuestados aseguraron haber utilizado preservativo en su última relación sexual comercial

Uno de cada cuatro de los varones de 18 a 49 años residentes en España en el año 2003 reconoció haber pagado alguna vez en su vida por tener relaciones sexuales y casi el 6 por ciento en el último año. Es la principal conclusión de un trabajo realizado por un grupo de investigadores del Instituto de Salud Carlos III. El análisis revela que este porcentaje es muy superior al de otros países desarrollados.

 

El objetivo del trabajo, que ha sido publicado en la revista Sex Transm Infect, era estimar el porcentaje de hombres residentes en España que pagaban por mantener sexo y el uso del condón en las relaciones sexuales comerciales. Utilizando datos de la Encuesta de Salud y Hábitos Sexuales del INE, relativos a la información de 5.153 varones de 18 a 49 años, los investigadores concluyeron que el porcentaje de hombres que respondieron haber pagado por mantener relaciones sexuales con una mujer alguna vez en la vida se elevaba al 25,4 por ciento y en los últimos 12 meses era del 5.7 por ciento.

 

Este porcentaje es muy superior al de encuestas similares realizadas en países como Australia o Gran Bretaña cuyo porcentaje referido al último año fue de 1.9 por ciento y 1.3 por ciento respectivamente. Otras encuestas poblacionales similares a la española, como las realizadas en Alemania y en Grecia fijan, respectivamente, el porcentaje de la población masculina que paga por tener relaciones sexuales en el último año en el 0.0 por ciento en el 5.3 por ciento.

 

Según los datos revelados por el trabajo pagar por tener relaciones sexuales es más frecuente en los hombres de mayor edad, nacidos fuera de España, no casados, con un nivel de estudios bajo y religiosos practicantes. En cuanto al uso del condón, el 95 por ciento de los encuestados aseguraron utilizarlo en su última relación sexual comercial.

 

Este dato coincide con los resultados obtenidos en estudios sobre las trabajadoras del sexo en España. No usar el preservativo en las relaciones sexuales comerciales fue más frecuente entre los hombres con más de 30 años y entre los que iniciaron precozmente sus relaciones sexuales (menos de 16 años). Los hombres que no utilizaron el preservativo en su última relación sexual comercial tienen una valoración más negativa del mismo. Opinan en mayor medida que "impiden realmente sentir el cuerpo del otro", "crean desconfianza entre la pareja" y "son complicados de usar".

Etiquetas