Despliega el menú
Sociedad

INFORME

Los cuidadores de enfermos de Alzheimer tienen más posibilidades de morir

Esta una de las conclusiones del informe 'Cuidar cuidándose', que Obra Social Caja Madrid acaba de publicar dentro de su colección de Premios de Investigación Social.

Los cuidadores de enfermos de Alzheimer u otras demencias similares tienen un 63% más de probabilidades de morir en los próximos cuatro años que cualquier otra persona no cuidadora.

 

Esta una de las conclusiones del informe 'Cuidar cuidándose', que Obra Social Caja Madrid acaba de publicar dentro de su colección de Premios de Investigación Social. Precisamente, este libro corresponde a la edición del trabajo ganador de la última edición. Se trata de una investigación realizada por un equipo de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, según el cual más de la mitad de los cuidadores familiares de enfermos con demencia presenta sintomatología psiquiátrica y el 60 por ciento está en riesgo de padecer una depresión clínica frente al riesgo del 15 por ciento entre la población no cuidadora.

 

Más del 60 por ciento de los cuidadores ve afectada su vida laboral y más del 80 por ciento, su vida familiar y social. El 55 por ciento, también su salud. Un cuidador tiene un 10 por ciento más de posibilidades de enfermar que un no cuidador. Tiene un 23 por ciento más de estrés y más riesgo de infecciones, pues genera un 15 por ciento menos de anticuerpos.

 

El perfil del cuidador

El perfil del cuidador es el de una mujer (en el 84 por ciento de los casos), hija de la persona dependiente a su cuidado (57 por ciento), con una edad media de 58 años y que dedica más de 12 horas diarias a esta actividad. Además, lleva más de 54 meses realizando este cuidado.

 

Un porcentaje de cuidadores que oscila entre el 20 y el 50 por ciento reconoce haberse planteado y comentado con familiares la posibilidad de institucionalizar al enfermo. Los recursos más utilizados son el centro de día, en más de un 40% de los casos, y la atención domiciliaria y la ayuda de asociaciones, con un 20 por ciento de los casos cada una de ellas. Los recursos menos utilizados son el servicio de estancia nocturna, que utiliza un 1 por ciento, y las ayudas económicas y estancias temporales, con un 6 por ciento cada uno.

Etiquetas