Sociedad
Suscríbete

TABAQUERAS

Los cigarros que se apagan solos ya se comercializan en España

Una directiva europea obliga a que el 17 de noviembre todas las marcas de tabaco hayan introducido cambios en sus folios para evitar el riesgo de incendios.

Imagen de una persona fumando
Un bar de Santa Isabel se convierte en asociación para esquivar el veto al tabaco
VíCTOR LAX

Las 2 grandes empresas tabaqueras que operan en España, Altadis y Philip Morris, ya han comenzado la fabricación y comercialización de los denominados productos de Reducida Propensión a la Ignición (RPI), es decir, de cigarrillos que se apagan solos.

Esta medida fue aprobada por la Unión Europea, quien establece en una directiva la obligación de que los nuevos cigarrillos sean los únicos que se comercialicen a partir del 17 de noviembre de este año. Con esta nueva normativa pretende evitar los incendios que causan cada año cigarros mal apagados. En España, los fumadores provocaron un total de 326 fuegos forestales en 2009 (última estadística publicada por el Ministerio de Medio Ambiente) que arrasaron un total del 2.023,34 hectáreas.

Tanto Altadis como Philip Morris ya han comenzado a fabricarlos, en mayo y junio respectivamente, así como también los han puesto ya a la venta. Su comercialización será progresiva hasta que todos sus portafolios se hayan sustituido por completo antes del proximo mes de noviembre.

Para adaptarse a la normativa tan solo sustituirán el papel por uno de la misma calidad, con franjas que actúan como “bandas rugosas de desaceleración”, reduciendo la velociad de combustión del cigarrillo. Este papel seguro contiene unas bandas que actúan como barrera para que se apague el cigarrillo abandonado.

No afecta a los fumadores

Según el portavoz de Fumadores por la Tolerancia, Javier Blanco Urgoiti, este cambio “no le afecta en nada a los fumadores, será como el tabaco de liar que no se consume cuando se deja en un cenicero”. Además, añade que “esto no significa que se puedan tirar por la ventanilla, aunque no provocan incendios sigue siendo una guarrada”.

Lo mismo indican desde Philips Morris, que señalan que “no se producen cambios en la mezcla de tabaco, ni en la presentación del producto por tanto, el sabor de los cigarrillos sigue siendo el mismo de siempre”.

Precedentes en Norteamerica

Esta obligación de cigarrillos seguros ya fue establecida en Norteamerica. Primero entró en vigor en Nueva York en 2004, mientras que en Canadá lo hizo en 2005.

Etiquetas