Despliega el menú
Sociedad

INCENDIOS

Los bomberos luchan contra el fuego en Almería y controlan ya el de Tarragona

Continúan los esfuerzos por controlar los incendios que desde ayer arrasan la Sierra de Cabrera, en Almería, y que han obligado a desalojar a más de 1.500 personas de los municipios de Turre y Mojácar, pero ya está controlado el fuego de Horta de Sant Joan (Tarragona) en el que han muerto 4 bomberos.

A las 08.10 de la mañana, el dispositivo de Prevención y Extinción de Incendios en Andalucía (Plan Infoca) anunciaba que el foco de Abla está controlado y que los de Turre y Mojácar siguen activos.

Estos dos fuegos han obligado a desalojar de sus viviendas a más de 1.500 personas que han sido realojadas en los municipios vecinos de Garrucha, Vera, Carboneras y Cuevas de Almanzora.

Dieciséis medios aéreos participan desde primeras horas de la mañana en las labores de extinción de estos fuegos, mientras que en tierra más de un centenar de especialistas trabajan con el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y con los bomberos locales.

Sin embargo, la jornada de hoy presenta unas condiciones climatológicas adversas para las tareas de extinción, con temperaturas que pueden superar los 45 grados, humedad relativa por debajo del diez por ciento y viento poniente y cambiante que puede alcanzar bastante intensidad durante la tarde.

En cuanto al incendio más mortal de este verano, el de Horta de Sant Joan, en Tarragona, que ha estado activo durante cuatro días, ha sido controlado a las 11 de la mañana.

El incendio, que ha dejado a dos bomberos heridos muy graves, ha sido controlado gracias al trabajo de 53 dotaciones terrestres que durante toda la madrugada han estado remojando el perímetro del incendio, sofocando brasas y revisando las pequeñas columnas de humo que emergían del área del siniestro.

El fuego, que fue originado por un rayo, ha arrasado unas 1.200 hectáreas de masa forestal, 400 de ellas del parque natural de Els Ports de Beseit.

Más de 1.500 personas han asistido hoy en Palau d'Anglesola (Lleida) al entierro de uno de los cuatro bomberos fallecidos en el siniestro, mientras que los funerales por los otros tres compañeros se celebraron ayer en sus respectivas poblaciones.

En Aragón, una de las regiones más afectadas por el fuego en los últimos dos días, el gobierno autonómico prepara ya un plan especial para restaurar las zonas afectadas por los siete incendios que han arrasado 10.600 hectáreas (especialmente en Teruel) y que ayer acabó con la vida de un bombero.

El consejero de Medio Ambiente del gobierno aragonés, Alfredo Boné, ha agradecido la colaboración de las comarcas, ayuntamientos, ciudadanos y la coordinación con el Gobierno central, aunque ha advertido de que la situación "no esta ni mucho menos controlada".

Mañana, ha explicado el consejero, será un día muy importante porque el viento no será tan intenso como en los últimos días, si bien, el domingo será "un día crítico", ya que el viento volverá a soplar con fuerza y las temperaturas superarán los 40 grados.

El fiscal coordinador de Medio Ambiente, Antonio Vercher, se reunirá hoy en Cuenca con miembros del Gobierno castellanomanchego y con responsables de las fiscalías de Cuenca y Teruel para estudiar si los incendios de estas zonas han sido provocados.

Además, en Castellón, siguen activos los dos frentes del incendio de Segorbe, aunque su evolución es favorable; se dan por controlados los fuegos del Barranco de la Batalla y del río Serpis, ambos en Alcoy, y el de Onda está "casi controlado".

En Castilla-La Mancha sigue activo el fuego declarado en Uña (Serranía de Cuenca) y se espera que el viento dificulte las labores de extinción, mientras que el de Poyatos, también en la comarca serrana, está controlado.

Miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Cuerpo Nacional de Policía y 4.000 de la Guardia Civil), 980 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias y decenas de medios aéreos del Gobierno siguen actuando hoy en la extinción de estos incendios.

Además, el Gobierno colabora en las tareas de extinción de los incendios de Alloza, Aliaga, Valdeltormo y Aliaga, en Teruel.

Protección Civil mantiene la alerta máxima de peligro de incendios en España y recuerda que las medidas de prevención y la colaboración ciudadana son esenciales para evitarlos.

Etiquetas