Despliega el menú
Sociedad

DOS DÍAS ATRACADOS

Los argelinos afectados por la avería del ferry en Alicante siguen esperando

Alrededor de 2.000 argelinos, procedentes de toda Europa, aguardan con paciencia y resignación por segundo día consecutivo en el puerto de Alicante al buque que sustituirá a un barco que se averió y les dejó en tierra para viajar a Argelia.

Los pasajeros del ferry, que une diariamente Alicante con Orán, llevan dos días encerrados
Los argelinos afectados por la avería del ferry en Alicante siguen esperando
Manuel Lorenzo/EFE

Alrededor de mil pasajeros y 300 vehículos siguen embarcados en ‘El Djazair’ a la espera de que a partir de las 9.00 de este lunes puedan ser reubicados en el buque fletado por la empresa estatal argelina Entreprise Nationale de Transport Maritime de Voyageurs (ENTMV), el ‘Ariadne’ griego, mientras que otro millar se agolpa en el exterior junto a sus automóviles cargados de enseres.

El ‘Ariadne’ es mayor que el buque averiado ya que puede transportar a 1.800 personas y 550 turismos, y está previsto que acoja a los mil que llevan dos días embarcados y a parte de los que esperan fuera llegados desde el viernes por la noche.

Las familias argelinas, la mayoría procedentes de Francia, se han visto obligadas a improvisar en lo posible "hogares" en torno a sus vehículos para pasar estas tres noches al raso y, pese a su aparente calma, al ser preguntados lamentan la fatalidad y la falta de información recibida por la compañí

Hakim Ahdd, que ha hecho 2.000 kilómetros desde París con un coche lleno de bultos, se ha quejado de que sus hijos, el menor de tres años, tenga que "dormir en la calle" sin aseos limpios, sin ducha ni demás servicios: "No nos dicen nada, y más parece que estemos en Guantánamo y no en un país moderno".

Otro afectado ha sostenido que "no hay nadie que diga si hay billetes o no" y ha añadido que le daría igual "si atan cuerdas al barco o lo que sea, pero yo me tengo que ir porque me caduca el permiso de residencia".

Yasin Auhab, también perjudicado y viaja desde Zaragoza con sus dos hijos y su mujer, ha explicado que tiene veinte días de vacaciones y que el incidente le obligará a reducir el tiempo con sus familiares.

Además, ha coincidido en subrayar la desinformación que existe y la falta de servicios, sobre todo para "los muchos niños" que aguardan en el muelle, y ello a pesar del alto precio que han tenido que pagar por los pasajes

Para un trayecto que dura entre 10 y 12 horas, hay billetes desde 200 euros aunque para viajar en camarote hay que pagar hasta 338 euros, y hay que añadir el precio de los vehículos, desde 168 euros por una moto, a 268 los turismos y 698 las furgonetas de mayor tamaño.

Los que sí se están beneficiando de la avería y la acumulación de pasajeros son el puñado de bazares, cafeterías y tiendas de alimentación de la estación marítima, que están haciendo ‘su agosto’ vendiendo a destajo agua, a un euro, y bocadillos, a más de 4 euros.

También hay largas colas en el único establecimiento de telefonía para, en la mayoría de los casos, dar aviso a los familiares que esperan en Argelia del retraso.

Algún avispado argelino residente en Alicante también ha tratado de sacar provecho acercándose al muelle para ofrecer a media voz sus servicios como "taxista" para acercar a algún compatriota interesado a Almería, donde sí funciona el ferry con su país.

Los pasajeros que embarcaron y que tienen sus vehículos en las bodegas de ‘El Djazair’ tienen las puertas abiertas para bajar el tiempo que quieran a tierra para aprovisionarse o estirar las piernas y, por un día, la aduana con el barco se ha convertido en un relajado ir y venir de personas.

Pese a ser uno de los fines de semana clave de la operación ‘Paso del Estrecho’, parece que ha funcionado el "boca a boca" y que muchos argelinos se han desviado hasta los ferrys que salen de Almería y Barcelona para evitar la espera en Alicante.

Etiquetas