Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

CIENCIA

Lo que el ojo no ve

Investigadores de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) han desarrollado un dispositivo que permite ver en color la región infrarroja del espectro que es invisible para el ojo humano.

Investigadores de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) han desarrollado un dispositivo que permite ver en color la región infrarroja del espectro que es invisible para el ojo humano.

La vista de las personas tiene unas limitaciones, pues el ojo sólo puede ver los colores que están dentro de una longitud de onda situada entre los 380 y los 780 nanómetros y más allá de este parámetro no distingue diferencias.

Lo que ha logrado el Centro de Desarrollo de Sensores, Instrumentación y Sistemas de la UPC (CD6) es "hacer visible lo que no vemos" y, por lo tanto, permitir ver, en color, la parte del espectro que no distingue el ojo humano, según ha explicado el director de este centro, Jaume Pujol.

El sistema cuesta sólo "algunos centenares de euros" y se compone de una cámara fotográfica digital, cinco filtros infrarrojos y una fuente de luz halógena.

Con estos elementos se captan cinco imágenes monocromáticas infrarrojas diferentes de una muestra determinada y se presentan las imágenes en un monitor.

El sistema, después, asigna a las imágenes "pseudocolores" dentro de los rangos rojo, verde o azul, es decir, los colores hipotéticos que podría tener el espectro invisible de la muestra.

De esta manera los investigadores consiguen hacer visibles los diferentes colores de una imagen que, a simple vista, serían imposibles de apreciar.

Según Pujol, este avance tecnológico podría tener aplicaciones en ámbitos tan diversos como la alimentación, autentificar billetes, la seguridad, la agricultura o el textil.

Una de las instituciones que se ha interesado por el proyecto es la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que ve en esta aplicación una manera extremadamente fiable de detectar billetes falsos, ya que se podría estampar en el dinero con unas marcas invisibles que, sin embargo, serían detectables con este sistema.

El CD6, ubicado en el campus de la UPC de Terrassa (Barcelona), también ha desarrollado una técnica que permite medir con exactitud el color del iris de los ojos.

Con un sistema multiespectral similar al anterior, el CD6, en colaboración con investigadores de Granada y Estados Unidos, ha analizado el color de los ojos de un centenar de catalanes y ha constatado la gran variabilidad cromática y de matices existente tras el marrón, el verde y el azul que pigmentan el iris.

Jaume Pujol asegura que esta información puede ser de gran utilidad en el campo de la oftalmología y, en concreto, para los fabricantes de lentes y prótesis oculares.

"A los fabricantes de prótesis les interesa imitar bien el color del ojo. Con esta información podrían personalizar la prótesis y hacerla lo mayor fidedigna posible al color del ojo", explica el experto.

En cuanto a las lentes de contacto coloreadas, Pujol ha recordado que las que se comercializan ahora son bastante irreales pues tienen poco que ver con los colores de los ojos, lo que provoca que tengan una apariencia "no muy natural".

La UPC presentará estas novedades en el Congreso Internacional del Color, que tendrá lugar en Terrassa entre el 9 y el 13 de junio y que congregará a unos 400 expertos de todo el mundo en esta materia.

Etiquetas